Diferentes formar de endulzar el té

Partiendo de un mismo tipo de té hay multitud de formas de endulzarlo. Algunas variedades de té apenas necesitarán añadirle nada para poder saborearlo pero otros tendrán un complemento perfecto en azúcar o miel. Sólo cuestión de probar con variedades y cantidades hasta encontrar la combinación que más nos guste.

Lo primero que nos viene a la mente al pensar en azúcar es el azúcar blanco, el que se extrae de la remolacha, o de la caña de azúcar. Aunque siempre es fácil que lo tengamos en casa, nuestros tés no ganarán en tantos matices como si usamos otro endulzante ya que el blanco es un azúcar que, independientemente de que se haya obtenido de la caña de azúcar o de la remolacha, ha debido pasar por un proceso de refinado.

Podemos encontrar en el mercado diversos tipos de azúcar moreno. Éste se obtiene del jugo de caña de azúcar sin refinar, sólo sometiéndose a cristalizado y centrifugado. Es un producto integral que debe su color marrón a la presencia de la melaza de la caña de azúcar dentro de los cristales. La mayor diferencia que encontraremos al usarlo en infusiones es que el sabor es más acaramelado.

Los formatos en los que se puede encontrar el azúcar para usar en infusiones son en grano y cristalizado, que es el llamado azúcar candy o piedra en el que los cristales tienen un tamaño mucho mayor que el habitual. La composición es la misma pero hay que reconocer que visualmente es más original para usarlo en ocasiones destacadas. ¿Queréis aportar un toque especial? Podemos jugar con azúcares aromatizados que añaden sabores extra a nuestra infusión como vainilla, canela, limón o incluso ron.

Si optamos por añadir miel a nuestras infusiones, además de conseguir el sabor deseado con una menor cantidad, incorporaremos un aporte extra de vitaminas y reforzaremos la propiedad antioxidante que ya de por sí tiene el té. Podéis leer más acerca de la miel en entradas anteriores del blog como “La miel, oro líquido que te cuida cuando hace frío”.

Como veis, hay multitud de opciones para endulzar el té o tu infusión preferida. En cualquier caso, espero que lo disfrutéis.
Fotografías y entrada de etringita, autora del blog comestible Fotomerienda.


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario