Magdalenas de vainilla rellenas de mermelada de mora

Magdalenas rellenas de mermelada de mora: magdalenas

¿Quién se resiste a una merienda con magdalenas? Si son caseras y un delicado sabor a fruta te inunda con cada bocado, creo que nadie. Estas magdalenas tipo muffin se elaboran rapidísimo y no tienen ninguna dificultad. Se pueden rellenar con la mermelada que más te guste: de mora, de albaricoque, de café… En una misma hornada se pueden conseguir bocados diferentes.

Magdalenas rellenas de mermelada de mora: mermelada de mora

Ingredientes para 6 u 8 magdalenas medianas:

  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de aceite de girasol
  • 120 g de harina de repostería
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal
  • mermelada de mora

Magdalenas rellenas de mermelada de mora: ingredientes

Preparación:

La elaboración de los muffins requiere mezclar de forma independiente los ingredientes líquidos y los ingredientes sólidos y luego juntarlos. De esta forma las magdalenas tendrán más cuerpo y permitirán rellenarlas sin que se bajen al hornear.

En un bol mediano, batir ligeramente los huevos, el aceite y la esencia de vainilla con unas varillas. No será necesario que espumen los huevos, sólo hay que revolver.

En otro bol de mayor tamaño mezclar los ingredientes secos. Para ello, tamizar la harina, la harina y la sal, y mezclarla con el azúcar. Juntar en este bol la mezcla de los ingredientes secos y húmedos y remover lo justo para que se integren todos los ingredientes y no queden grupos. Aunque no es estrictamente necesario dejar reposar la masa, las magdalenas ganarán en altura si se deja el cuenco en el frigorífico, tapado con film transparente al menos media hora.

Magdalenas rellenas de mermelada de mora: masa

Precalentar el horno a 190-200 ºC. Preparar cápsulas de papel rizado para hornear la masa. Usarlas junto con un molde rígido metálico evita que se abran y consigue que las magdalenas suban más. Poner una cucharada de masa en cada uno de los huecos, una cucharadita de mermelada, y otra cucharada de masa hasta que la cápsula quede rellena tres cuartas partes de su capacidad.

Magdalenas rellenas de mermelada de mora: magdalenas

Hornear las magdalenas a la misma temperatura entre 15 y 20 minutos hasta que hayan subido y estén doradas. Para comprobar que están listas sólo hay que pincharlas con un palillo en el centro y ver que sale limpio. Tras sacarlas del horno, colocarlas sobre una rejilla metálica hasta que se enfríen.

Magdalenas rellenas de mermelada de mora: magdalenas

Las magdalenas se conservan perfectamente en cualquier caja o bandeja con tapa. Como la mermelada les da jugosidad, están casi más ricas al día siguiente… Si es que llegan.

Magdalenas rellenas de mermelada de mora: textura interior

Esta receta es una colaboración de etringita, autora del blog comestible Fotomerienda.


11 comentarios de “Magdalenas de vainilla rellenas de mermelada de mora

  1. Alvaro dice:

    En la lista de ingredientes falta el aceite :). Voy a intentar hacerlas en el horno nuevo!

    • ¡Gracias por el aviso, Álvaro! Espero que te salgan ricas. ^_____^

      • Alvaro dice:

        Me salieron ricas, sí! (por fin!!!)

  2. Jorge dice:

    Espectaculares! No sabíamos que el reposo en el frigorífico ayudaba a que después ganaran altura… lo tendremos en cuenta en las próximas que hagamos 🙂

    • ¿Habéis hecho alguna vez un par de hornadas? ¿A que la segunda siempre sube más que la primera? ¡Gracias por pasar por aquí, Jorge!

      • Jorge dice:

        Vaya, siempre las hemos hecho justas para una sola hornada, así que no hemos podido comprobarlo…

        • Es que mi horno es chiquitín. 🙂

  3. Tienen una pintaca increíble, mira que llevo tiempo sin cocinar merendola, pero me están dando ganas de ponerme a hacerlas.

    • El truco es el rato de reposo para que se pongan altotas. Si las preparas esta tarde tienes desayuno para mañana. ¡Ya me dirás qué tal están!

  4. Madre mía.
    De repente se me ha puesto a rugir el estómago como si llevase días sin comer.
    Pintaza.

    • ¡Gracias Carabiru por tu visita y tu comentario! Siento la parte del estómago rugiente, jeje. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *