Té de menta. El té marroquí.

https://www.flickr.com/photos/ruwolf/

Imagen de Ruwolf

En Marruecos, más que una bebida caliente, el té es una arte. Este país es la cuna de una bebida que hoy en día es la más popular de todo el Magreb. Para todas las ocasiones, fiestas y reuniones se ofrece té de menta. Se bebe en todas partes y durante todo el día.

Se obtiene mediante la infusión de hojas de té verde (de tipo gunpowder o pólvora) y menta verde junto con una gran cantidad de azúcar. Es un té que se sirve caliente.  Su preparación y sabor varía dependiendo de las regiones y países del Magreb. Por ejemplo, se hace más dulce en el norte que en el sur de Marruecos.

 

Lo que ahora es un elemento central de la vida social del Magreb,  procede de una realidad histórica muy reciente:

La infusión de menta se ha tomado siempre en esta zona pero ésta tiene un sabor muy amargo. En cambio el té verde llego al Magreb en el siglo XVII, pero no fue hasta mitad de siglo XIX cuando surgió el té de menta. Surge tras la Guerra de Crimea, cuando las reservas de té empezaron a escasear en los puertos de Tánger y Mogador, puesto que los soldados ingleses hicieron una escala en estos puertos.  Las reservas de té escaseaban y se recurrió a la tradicional infusión amarga de menta para realizar un combinado, té de menta marroquí. Los resultados fueron magníficos y está bebida se convirtió en poco tiempo en la más popular de la zona.

El té elimina o suaviza mucho el sabor amargo de la menta, creando un combinado perfecto. No se altera prácticamente el color de la infusión.

Con los nómadas, se extendió por todo el Magreb y por todo el oeste de África. Su elaboración varía en las diferentes regiones. Por ejemplo en Túnez utilizan piñones.

Esta es la interesante historia de un té que se ha convertido en una norma de protocolo en todas las reuniones del Magreb. Siempre es bueno importar buenas costumbres, por eso, en cafetearte postearemos, en un futuro no muy lejano, como preparar un buen té de menta marroquí.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación