Filtros de Té o infusores: Diferentes tipos

En nuestra tienda nos encontramos continuamente con está situación: Un consumidor habitual de Té e infusiones pero en bolsitas. Sin embargo, investigando un poco el mundo del Té, ha decidido dar el paso y probar los tés en hoja y su amplio abanico de aromas y sabores.

A nosotros, este tipo de consumidor nos pone en alerta, puesto que si somos capaces de asesorarle adecuadamente y que le guste y disfruta del producto que le recomendamos, tenemos casi asegurado un cliente habitual. La pregunta que siempre nos realiza este tipo de consumidor llamémosle “novel” es… “¿qué tipo de filtro uso para el té?”

Bien, voy a intentar resumir en qué criterios nos basamos Aitana y yo (quienes estamos día a día en la tienda) para recomendar unos u otros. Y comienza por leer a la persona. No es lo mismo aconsejar a un universitario de una residencia de estudiantes, que suelen mirar más el precio y el espacio necesario para guardarlo, que una persona mayor con inicios de artritis. Y si, también nos fijamos en el estado físico a la hora de aconsejar un infusor de té. Y ahora os explicaré el motivo.

Filtro de papel

Filtro de papel

Por un lado están los filtros de papel. Consiste en un sobrecito de papel, que se abre ligeramente por una abertura para introducir las hojas de té. Una vez usado, se desechan. Este tipo de filtro de té, lo solemos aconsejar a personas que quieren hacerse su té en su mesa de trabajo. Pueden tener en una latita unas cuantas bolsitas preparadas con el té y simplemente llegar a su mesa e introducirla en la taza. Cuando lo quiera desechar, lo tira directamente en la papelera.

 

 

Están también los infusores tipo colador. Este tipo de infusor tiene un amplio abanico de variantes, ya sean por tamaño o por

Infusor tipo colador

Infusor tipo colador

materiales. Por tamaño, elegiremos unos u otros dependiendo si el cliente lo va a utilizar siempre en la misma taza o tetera o bien quiere utilizarlo en cualquier taza o vaso disponible. Y por material, los hay de PVC, cerámica o acero inoxidable. Los infusores tipo colador son los que más procuramos aconsejar, ya que sabemos por experiencia que son los que mejor resultado ofrecen, filtran muy bien, sin dejar residuos y son bastante cómodos. En contra tienen que su precio es más elevado.

 

 

Infusor de cadena

Infusor de cadena

Por otro lado, tendríamos los infusores básicos de bola, ya sea el de pinza o el de cadena. Estos son unos filtros para el té económicos, que se pueden guardar en cualquier cajón y que se abren o bien presionando sobre el asa o abriendo el cierre (en el de cadena) para introducir las hojas de té y volver a cerrar. Estos infusores, que posiblemente son los más conocidos, no los recomendamos nunca a personas mayores, ya que en los de pinza, hay que ejercer una ligera presión, que aunque es mínima, a una persona de avanzada edad le resulta incómodo. Los de bola, tienen un cierre en un lateral y a personas mayores les cuesta abrirlo.

 

 

Bien, estos son los principales tipos de infusores, y tú, ¿cuál utilizas en tu día a día?

 


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


3 comentarios de “Filtros de Té o infusores: Diferentes tipos

  1. Pues yo utilizo uno que no habéis nombrado y que es baratísimo, filtra de maravilla y dura toda la vida!! Ahora, eso si, es feo y cutre…. ¿Sabéis cuál es??

Agradecemos mucho si nos dejas un comentario