La miel, oro líquido que te cuida cuando hace frío

Por fin los días de calor han dejado paso al Otoño. Comienzan las primeras lluvias, el suelo se llena de hojas secas y tenemos que soportar cambios bruscos de temperatura. Qué fácil es resfriarse en esta época!

Ya he perdido la cuenta de las veces que la miel me ha aliviado en cuanto empiezo a notar esas primeras molestias en la garganta. Incluso en más de una ocasión, me he tomado un vaso de leche caliente con miel antes de dormir y al día siguiente ya no había ni rastro del resfriado. Es uno de los “remedios de la abuela” que mejor funciona y además está tan rica que es muy fácil de tomar.

También podemos decir que es un “remedio universal”. Yo que viajo mucho, me pongo mala en distintos países donde no sé qué medicamento tengo que comprar. Sin embargo siempre puedo pedir un vaso de leche caliente con miel, que lo tendrán allá donde vaya.

Habéis probado a endulzar vuestro té preferido con miel? Delicioso y mucho más saludable que el azúcar. La miel contiene muchas vitaminas y minerales, además de un fuerte poder antioxidante que nos ayuda a combatir el envejecimiento. Y más si lo combinamos con el té, cuyas propiedades antioxidantes son por todos conocidas.

La miel también nos puede ayudar a curar quemaduras o heridas en nuestra piel, ya es que es un agente antimicrobiano en toda regla, capaz de luchar contra bacterias y otros microorganismos que nos provocan infecciones.

A veces no hay más remedio que recurrir a medicamentos tales como los antibióticos. Pero cuidándonos un poquito más podemos reducir al mínimo las veces que los necesitaremos.

Incorporar la miel a tu dieta es de lo más sencillo: en yogures, cuajadas, queso fresco, untada en el pan, para endulzar la leche e infusiones… aunque a mí me gusta hasta sola. Un bote de miel nunca falta en mi despensa, sobre todo en otoño e invierno.

Salander – http://viajandoatodocolor.blogspot.com/


2 comentarios de “La miel, oro líquido que te cuida cuando hace frío

  1. Pingback: Diferentes formar de endulzar el té

  2. Yo antes era de las que no probaba la miel, no me gustaba nada, pero hace unos años empecé a tomarla con los primeros sintomas de catarro y descubrí la luz!!! Desde entonces no falta en casa:)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *