¿Qué son las galletas Tapa Tés?

El nombre te sonará curioso, pero es que en holandés resultaba muy complicado, y por la forma de consumir nos pareció más fácil denominarlas Tapa Tés para ofrecértelas en la tienda, ¿sabes qué son?

Las Tapa Tés, o stroopwafles, son unas galletas de origen holandés muy consumidas en ese país. Se cuenta que surgieron cuando un panadero hizo unas galletas con las migas sobrantes de otras, y para unirlas les puso caramelo.

galletas stroopwafles o tapa tes

Stroopwafles o Tapa Tés

El sabor tuvo éxito y fue ganando popularidad con los años, y a día de hoy, las stroopwafles son tan típicas que se consiguen en cualquier tienda, supermercado o puesto holandés, incluso se venden como souvenir para los turistas y también se hacen versiones artesanas. El relleno puede variar según el fabricante, las nuestras tienen caramelo, manzana y canela, y vienen en paquetes de 10 galletas.

Cómo surgió su nombre

 

La forma de tomarlas nos recuerda el origen de la tapa española, que surgió cuando un camarero en Cádiz le sirvió una copa de jerez al rey Alfonso XIII, y para protegerla de la arena y el viento le puso una loncha de jamón encima. El monarca, extrañado, preguntó qué era aquello, y el empleado le explicó que le había puesto esa tapa para proteger su bebida. La idea le gustó tanto al rey que pidió una segunda ronda igual, y sus acompañantes lo imitaron.

Te preguntarás qué tiene que ver la historia con las Tapa Tés que te presentamos en este post.

Resulta que la mejor forma de comer estas galletas es poniéndolas encima de tu taza de té o café, ¿por qué?, porque en principio son duras y el interior, luego de unidas las galletas, se solidifica; al colocarlas sobre la taza, el vapor del líquido caliente hace que se reblandezca, absorba el aroma de la bebida y el caramelo se deshaga, ofreciéndote así un sabor riquísimo, perfecto para acompañar tu taza de café o té, tanto en la mañana como por la tarde.

Tapa Tés con infusión

Tapa Tés encima de la taza

Si tienes una reunión en casa, sorprenderás a tus invitad@s cuando vean su taza tapada con una galleta que seguro les encantará. También puedes guardarte el dulce para ti y tomarlo en tus meriendas; nuestra recomendación es que te prepares una taza de buen té o café, pongas una Tapa Tés sobre la taza y esperes un rato a que ocurra el cambio en la galleta, ¡están buenísimas!

 

Quiero comprar Tapa Tés

 

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastrorredactora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *