Reinfusionar el té

Hemos escuchado en muchas ocasiones que podemos reinfusionar el té varias veces para aprovechar al máximo todas sus cualidades. Los marroquíes en su ritual para la preparación del té lo infunden durante unos segundos antes de preparar el té, este proceso es un tipo de reinfusión conocido como ” lavar el té”.

En este post vamos a revisar todos estos conceptos y como hacerlos correctamente sin demasiada dificultad.

reinfusionar el te

¿Cómo y cuándo se lava el té?

Lavar el té está especialmente indicado para tés que llevan mucho tiempo almacenados y están secos. El fin de este procedimiento es deshacerse de las partículas superficiales del té, que al estar en contacto con el aire se oxidan y pueden dar un sabor diferente a la infusión.

Para este procedimiento debemos verter agua caliente sobre las hojas y dejarla reposar durante unos 5 segundos. Se desecha el agua y se vierte la definitiva, que estará infundiendo el tiempo que requiera cada clase de té.

La limpieza del té se puede realizar en tés de hoja entera o en trozos de hoja grande. En cambio en los tés en polvo o en trozos muy pequeños, no tendría sentido hacerla porque se perdería gran parte de las cualidades de la infusión, ya que las partículas pequeñas de té infunden muy rápido.

Es importante no pasarse de tiempo, puesto que perderíamos gran parte de los taninos y cafeína. La mitad de estas dos sustancias se infunden en los primeros 30 segundos, por tanto, lo que puede ser un inconveniente para unos, puede ser una ventaja para aquellos que quieren un té con poca cafeína y con un sabor menos amargo, ya que los taninos son los encargados de darle este sabor.

¿Qué tés se pueden reinfundir? ¿Cómo reinfusionar el té?

Después de una infusión, muchos tés se pueden reinfundir inmediatamente o unas horas más tarde. Para hacer una reinfusión es necesario que las hojas no se encuentren en el agua entre una infusión y otra. Dependiendo del té, podemos hacer más o menos infusiones.

Los tés de la familia oolong se crean de forma que sus hojas expresan los aromas poco a poco. En cada infusión, las bolas se abren cada vez más aprovechando al máximo todas sus cualidades con cada infusión. El té oolong puede reinfundirse hasta que las hojas estén abiertas del todo, que sucederá normalmente entre la cuarta y quinta infusión.

Los tés pu erh adquieren mayor profundidad en su aroma tras madurar con el tiempo. Si tenemos un pu erh de buena calidad que ha sido almacenado por mucho tiempo, hacer la reinfusión nos permitirá disfrutarlo más tiempo, pero su calidad se verá disminuida en cada infusión.

También son aptos para reinfusionar el té verde gunpowder y la mayoría de tés verdes japoneses. El té negro no se recomienda reinfusionar porque libera casi todas sus cualidades en la primera infusión.


Un comentario de “Reinfusionar el té

  1. Yolanda Mondéjar Sampedro dice:

    ¡Hola!
    Vaya no sabía que se podía hacer esto con el té.
    Sin duda me acabáis de descubrir algo maravilloso porque yo no solía hacerlo y muchas veces he tirado el té cuando ya empezaba a amargar y no saber bien.
    Gracias y saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *