Cómo preparar cafés increíbles con tu cafetera de cápsulas

¿Quién puede vivir sin café? ¿Quieres aprender a prepararlo en tu casa como si fueras un profesional? A continuación te mostramos cómo preparar cafés increíbles con tu cafetera de cápsulas.

Cómo utilizar una cafetera de cápsulas

Lo más importante a la hora de adquirir una cafetera de cápsulas es que sea de calidad, como las de Nespresso por ejemplo. Cuando ya tienes el modelo que deseas es posible que no sepas cómo funciona; por eso, antes de contarte todos los secretos para hacer el mejor café, te vamos a explicar cómo usar tu cafetera de cápsulas:

  1. Verifica que las cápsulas son compatibles con tu máquina de cafe.
  2. Llena el depósito de agua dulce para obtener mejores resultados.
  3. Enciende la cafetera y espera que se caliente.
  4. Sin utilizar ninguna cápsula, enjuaga la cafetera y deja que el agua fluya; especialmente si es la primera vez que la utilizas.
  5. Elige la cápsula y ponla en la máquina.
  6. Cierra la tapa.
  7. Selecciona el tipo de café que deseas.

Tips para preparar una taza de café perfecta

¿Ya has probado el café y no te ha quedado profesional? No te preocupes, a continuación te traemos algunos tips con los que elaborarás la taza de café perfecta con tu cafetera de cápsulas.

  • Calienta la taza de café antes de prepararlo: de esta forma, mantienes la bebida caliente durante más tiempo.
  • Emplea agua purificada: lo mejor es filtrarla o utilizar agua embotellada para la preparación del café; de este modo, evitarás los restos de calcio o el exceso de sodio que pueda estar en las tuberías.
  • Utiliza canela: solamente es necesario añadir un poco de canela para conseguir un toque más exótico en tu café.
  • Limpia la máquina habitualmente: de no hacerlo es posible que el café pierda su sabor.
  • Escoge la mejor cafetera de cápsulas: ¿no sabes por qué modelo decantarte? Mira aquí cuáles son los mejores. Independientemente de la máquina que elijas, primero tienes que realizar un ciclo completo solo con agua, para eliminar posibles impurezas.
  • Respeta las medidas: todas las cápsulas tienen unas medidas específicas en función de si se trata de un café espresso o uno largo, entre otros; debes respetarlas para disfrutar al máximo de los sabores de tu bebida.
  • Servir inmediatamente: si te esperas más de una hora el café puede perder su sabor y, cuando lo tomes, puede que estar amargo.
  • Disfruta del café: es importante que no lo tomes con prisa y lo hagas con calma, para disfrutar de todos sus matices.
  • Tira las cápsulas utilizadas: no debes guardarlas para otra preparación, pues no son reutilizables; además, son biodegradables.

Que no hacer con tu cafetera de cápsulas

Si quieres disfrutar del mejor café con tu máquina de cápsulas es fundamental que sepas que no debes hacer con ella:

  • Dejar la cápsula dentro: si no la quitas en varios días es posible que los restos del café que estuvieran en la cápsula se hayan secado e impidan que la puedas extraer.
  • Olvidar la descalcificación: no limpiar la máquina puede afectar al sabor del café y a la durabilidad de tu cafetera; normalmente no te das cuenta, puesto que es un proceso gradual, pero a la larga no podrás disfrutar del mejor café.
  • No limpiar el depósito de agua: el agua debe renovarse continuamente y no puede acumularse en el depósito; además, es importante limpiar este espacio de vez en cuando para evitar impurezas y sedimentos, especialmente si utilizas agua del grifo.

Ahora que ya sabes cómo preparar el café más increíble, no esperes más y comienza a disfrutar de la bebida más profesional en tu propia casa.

Café Frío, cómo se prepara

Si eres una persona muy cafetera seguro que ya has probado el café de distintas formas: sólo, con leche, hecho en cafetera italiana, en cafetera express, etc. ¿Pero has probado el café frío?

Es un refresco saludable y una buena alternativa para quienes huyen de los líquidos calientes en los meses más calurosos. La forma más habitual que tenemos de prepararlo es haciendo el café en caliente y luego poniéndole hielos, pero también se puede hacer una infusión de café directamente en frío. Si quieres saber como prepararlo, ¡sigue leyendo!

¿Cómo se prepara el café frío?

Para preparar un delicioso y refrescante café helado tan sólo necesitamos una jarra o botella, café molido grueso y agua del tiempo.

café fríoNosotros vamos a utilizar esta botella de la casa japonesa Hario diseñada especialmente para hacer café en frío. Esta botella trae incorporado un filtro donde pondremos el café molido, evitando así tener que filtrar el café una vez hecho.

Comprar botella para Café Frío

 

  1. Ponemos dentro del filtro unos 55 gramos de un café molido medio-grueso (más adelante te recomendamos algunos cafés para hacer en frío). Si no tienes esta botella siempre puedes poner el café suelto dentro de la jarra y luego filtrarlo, o usar algún tipo de infusor. A continuación cerramos el filtro correctamente y lo enganchamos al cuello de la botella. 
  2. Vertemos agua del tiempo dentro de nuestra jarra. Cuidado con no llenarlo hasta arriba para evitar que se salga al meter dentro el infusor. 
  3. Ponemos la tapa a la botella y la agitamos suavemente para que el café se mezcle con el agua. 
  4. Introducimos la botella dentro de la nevera de 6 a 8 horas.
  5. Pasado ese tiempo tan sólo tenemos que volver a agitar suavemente la botella ¡y listo!. Ahora tan sólo nos queda disfrutar de nuestro café frío.

Podemos servirlo con hielos para que este aún más fresquito. Y si quieres, puedes endulzarlo al gusto. 

¿Qué cafés quedan bien para hacer en frío?

Para hacer café frío suelen gustar mucho los cafés que tengan un punto ácido, como por ejemplo el café de Kenia AA Cimazul o el café de Honduras Marcala

Si quieres probar algo más atrevido, te recomendamos el café aromatizado de chocolate y menta o el café aromatizado de arándanos. ¡Sus sabores te sorprenderán! 

Te dejamos un vídeo para que veas como prepararlo. ¡Qué lo disfrutes!

 

 

¿Cuál es el café más saludable?

Café.

Una bebida imprescindible para millones de personas. Muchos lo consideran el estimulante necesario por las mañanas para ponerse en marcha, el digestivo después de cada comida, el cómplice de confidencias en una conversación entre amig@s.

El café forma parte de nuestras vidas. La cuestión es que muchas veces nos acostumbramos al sabor del café de mala calidad, y nos perdemos de disfrutar el gusto de un buen grano… además de los beneficios que aporta a nuestra salud.

Porque para abaratar costes de producción las semillas de café suelen ser sometidas a procesos que derivan en productos que no aportan ningún nutriente, y que, incluso, algunos estudios que ya se realizan están demostrando su perjuicio para nuestro organismo. Pero vamos a comenzar por explicarte cuáles son las opciones de café que hay en el mercado.

granos de café

 

Tipos de café: tueste natural y sus tipos, torrefacto y mezcla

 

Cuando vas al supermercado suele haber tres tipos de café en las estanterías: de tueste natural, torrefacto y mezcla. Lo primero que tenemos que decir al respecto es que cualquiera persona que se dedique al mundo del café o sea un habitual consumidor de esta bebida, solo tomará en cuenta el primer tipo.

Un café de calidad está relacionado con un tueste natural. Ahora te explicamos por qué.

El grano de café, al ser recogido de su planta, tiene un color verde y casi ningún aroma. Cuando se somete al proceso de tostado es cuando sus propiedades se alteran hasta obtener ese color oscuro que todos conocemos y todas sus características de sabor y aroma.

granos de café verde

Café sin tostar

En el tueste natural, el grano es procesado en la tostadora, donde se mueve a altas temperaturas mientras sus propiedades organolépticas van modificándose, la temperatura y el tiempo que pasa allí influirá en el tostado. Por este motivo, existen diferentes tipos de tueste:

Tueste ligero

 

Al tener poco tueste tiene más cantidad de cafeína, presenta tonos claros y un aroma frutal y herbáceo y ofrece mayor acidez al gusto. Los cafés de origen suelen tener un tueste ligero o canela (por su color) y es perfecto para las cafeteras de filtro.

Tueste medio

 

En la medida en que el grano es sometido al calor, los matices dulces van surgiendo por la caramelización de estos azúcares. El café de tueste medio sigue teniendo un cierto nivel de cafeína pero ya se perciben las notas dulzonas tanto en aroma como en sabor. Se usa también en cafeteras de filtros y para cafés expreso.

cafe de filtro

Café de filtro

Tueste oscuro

 

El grano ya es muy oscuro porque se ha secado mucho más, el nivel de cafeína disminuye en este tipo y el sabor es más fuerte, con notas especiadas y ahumadas. Se emplea para cafés expresos.

Mira nuestra carta de cafés naturales

Café torrefacto y mezcla

 

El café torrefacto surge de un proceso en el que se añaden azúcares al grano de café mientras se tuesta, el azúcar se va derritiendo hasta quemarse y envolver en grano, lo que genera un sabor fuerte con mayor amargor y un tono muy oscuro que en cierta forma cubre el gusto original del café. Lo curioso es que, contrariamente a lo que se cree, no tiene una mayor cantidad da cafeína, sino todo lo contrario.

Por cada 100 kilos de café se añaden 15 de azúcar, es lo que le da el tono oscuro que conocemos y que tanto se consume en nuestro país por hábito, pero no por calidad en el disfrute de tomar una taza de café.

El café mezcla, como te imaginarás, es un tipo de empaquetado que se ofrece en el mercado donde se combinan granos de tueste natural y torrefacto.

Nosotros te aconsejamos que siempre, siempre, te decantes por el tueste natural. Ahora te explicamos las ventajas que tiene para tu salud.

 

Los beneficios para la salud del café natural

 

Lo primero que tienes que saber es que mientras menos tostado esté el grano, más aportes nutricionales ofrece. El mayor beneficio del café son sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que no solo se debe a los niveles de cafeína, sino también a otros componentes en los granos que son positivos, como los fenoles. Esas propiedades antioxidantes van disminuyendo según el nivel de tostado.

Otro beneficio indirecto es que, el café torrefacto, al ser tan amargo, necesita azúcar para endulzarlo. Con el café de tueste natural probablemente no necesites azúcar, o en todo caso, una poca cantidad para disfrutar su sabor, lo cual redundará en tu salud y tu figura.

Las investigaciones sobre la acrilamida

 

La acrilamida es un compuesto que surge con el proceso de tostado de los alimentos, sobre todo en aquellos ricos en almidones como los cereales y las patatas debido a los azúcares y aminoácidos presentes de forma natural.

Aunque aún se necesitan más investigaciones para corroborar el efecto en los humanos de la acrilamida, los estudios realizados en animales afirman que este compuesto desarrolla la probabilidad de generar tumores cancerígenos.

Cuando se consumen alimentos con acrilamida, el tracto gastrointestinal la absorbe y se metaboliza. La glicidamida que resulta de este proceso es la causa probable de los perjuicios que en las investigaciones ha producido en animales.

El café tostado no se excluye de la lista de alimentos con acrilamida. Obviamente, mientras más tostado esté el grano, mayor será el nivel de acrilamida. En los estudios realizados por el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, las preparaciones de café con mayores niveles de acrilamida eran de cafés expreso, pero sobre todo, los índices se disparaban con el café soluble descafeinado, en esta tabla puedes verlos:

tabla de acrilamida en el cafe

Fuente: NEIKER

 

Y aunque estas investigaciones sobre el daño de la acrilamida en los humanos no son concluyentes, siempre se ha dicho que es mejor el café de filtro que el expreso, el café arábica que el robusta, el café lavado que el seco. Con esta investigación sigue siendo cierta esta afirmación.

Nuestro consejo, a modo de conclusión, es que tomes café de tueste natural. Vivirás una experiencia gustativa de mejor calidad, y tu salud lo agradecerá.

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastrorredactora.

Fuentes:

Chocolate caliente especiado con café

En estas fechas la tradición manda tomarse un chocolate caliente acompañado de churros o una porción de Roscón de Reyes. En el blog hace unos años ya os propusimos una receta de chocolate a la taza especiado pero hoy queremos haceros una propuesta con un poco más de cafeína, perfecta para despertar con buen sabor de boca.

Siempre que voy a preparar alguna receta con café, pregunto en la tienda cuál es el más adecuado tanto para el tipo de elaboración como para los ingredientes que voy a utilizar. En esta ocasión, al comentarles las especias con las que pensaba aromatizar el chocolate caliente, me sugirieron dos variedades de café arábica 100% natural, el Guatemala Antigua y el Maragogype. Al leer las fichas técnicas de ambos, me decanté por el segundo, principalmente por su bajo contenido en cafeína. También me llamó la atención el hecho de que sea de producción muy escasa y que su grano es más grande que el de otras variedades, cosa que podréis comprobar si lo pedís sin moler.

En esta receta el café se añade al final del todo, tras preparar el chocolate caliente de la manera habitual. De esta forma los niños podrán disfrutar de un chocolate a la taza diferente y los adultos no tendrán que renunciar a su café matutino.

¿Sois veganos o intolerantes a la lactosa? No pasa nada, el chocolate caliente también se puede preparar con vuestra leche vegetal favorita e incluso con agua. El procedimiento es exactamente el mismo en cualquiera de los casos.

Cómo hacer chocolate caliente especiado con café

Ingredientes:

  • 1 tableta de chocolate a la taza Simón Coll (200 g)
  • 1 anís estrellado
  • 2 bolitas de pimienta de Jamaica
  • 2 vainas de cardamomo
  • 1 ramita de canela
  • 800 ml de leche, bebida vegetal o agua.
  • 200 ml de café

Con estas cantidades salen 4 raciones generosas de chocolate caliente.

Preparación:

Preparar el café de la manera habitual. Se puede hacer un poco más cargado que de costumbre.

Calentar la leche o el agua y añadir el anís estrellado, la pimienta de Jamaica y el cardamomo.

Llevar a ebullición a fuego lento y dejar hervir 2 o 3 minutos, removiendo para evitar que se forme nata.

(Para un sabor a especias más pronunciado os recomiendo infundir la leche por la noche y dejarla enfriar sin retirar las especias hasta la hora del desayuno)

Pasar por un colador para retirar las especias.

Volver a poner a fuego suave, añadir el chocolate troceado y remover con una cuchara de madera para ayudar a que se disuelva.

Dejar hervir un par de minutos sin dejar de darle vueltas con la cuchara para que no se pegue.

Añadir del café caliente y mezclar bien con la cuchara de madera.

Servir caliente.

Como acompañamiento os sugiero los tradicionales churros o roscón de reyes, o, si preferís algo más ligero, unos biscotti como los que veis en la foto y que son una versión de estos otros de mi compañera Etringita. .

¡Feliz año nuevo!

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.

 

 

 

Cold Brew, el café frío ideal para todos

Eres cafetero. De los que no se despierta hasta beber una taza de café para espabilar.

Pero cuando llega el verano con su calor, te resulta imposible beber el líquido humeante como haces el resto del año. Entonces acudes a la alternativa de enfriarlo con hielo, pero no te termina de gustar o te sienta mal por su acidez.

¿Sabías que la forma de prepararlo influye en sus cualidades y sabor?

De esta idea surgió el Cold Brew, un café ideal para las altas temperaturas y apto para todo tipo de estómagos.

cold brew, cafe frio, iced coffee, cold coffee, cafe helado, unsplash

Cold Brew, cafe frío para el verano

Una bebida refrescante y saludable para el verano: Cold Brew

 

El Cold Brew no es más que café infusionado en frío. No existen variaciones grandes de temperaturas como cuando preparas un café caliente y lo enfrías con hielo porque se hace con agua del tiempo.

Esta característica genera que las propiedades organolépticas del café se conserven junto a todos sus nutrientes. Hay ciertos componentes ácidos y grasos en los granos de café que se manifiestan al prepararlos en caliente y enfriarlos, lo que a muchos no les resulta agradable ni saludable si tienen problemas estomacales. Con la preparación en frío, estos elementos no se disuelven (solubilizan).

El resultado es una bebida con cuerpo y llena de sabor, pero con mucha menos acidez (aproximadamente 67% menos) que un café enfriado con hielo, más dulce y menos amargo, por lo que es ideal para personas que sufren de reflujos gástricos y para gente aficionada al buen café en general.

Cómo se prepara el Cold Brew

 

La preparación de Cold Brew es muy sencilla, lo más importante es un café molido con grano grueso puesto que el tiempo de infusión es largo y agua de calidad a temperatura ambiente. Para prepararlo usa una cafetera de filtro (émbolo).

La proporción de café va de acuerdo a tu gusto personal, pero la regla general es 100 gramos por cada litro de agua. Pon el café en la cafetera, añade el agua, déjalo infusionar durante 15 o 20 horas y listo.

Ahora bien, el tiempo de infusión también lo decidirás según tus preferencias. Mientras más horas esté reposando, el resultado será más complejo, dulce y amargo. Con menos tiempo, será más ligero. Puedes probar hasta dar con tu favorito. Otra de las ventajas que tiene el Cold Brew es que puedes conservarlo durante dos semanas en tu nevera sin que se degrade.

Nuestra sugerencia para preparar Cold Brew

 

Para este tipo de preparación es necesario un grano de café de calidad. Por eso te sugerimos el Kenia AA, uno de los pocos arábicos africanos que existen, llamado el champagne de los cafés por su fuerte sabor, cuerpo, fina acidez e intenso aroma floral.

cold brew, cafe frio, iced coffee, cold coffee, cafe helado, cafe arabico, cafe kenia

Café Kenia Cimazul AA

El Kenia AA Cimazul se cultiva en el monte Kenia, entre 1800 y 2200 metros de altitud y se recoge a mano. Es uno de los mejores cafés que existen. Si te apetece probarlo solo pídelo en nuestra tienda molido para cafetera de émbolo.

 

Quiero preparar Cold Brew

 

Y si quieres conocer otras preparaciones refrescantes de café, aquí tienes esta receta de café frappé hecho en casa.

Prepara tu Cold Brew y cuéntanos si te ha gustado, ¡te esperamos en los comentarios!

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastrorredactora.