Bombones de café

En la anterior receta de bombones os hablaba de lo bien que queda regalar bombones caseros y hoy, como se acerca el día de la Madre, os traigo una nueva receta esta vez con el café como ingrediente estrella.

Si en los bombones de matcha jugamos con el contraste entre el verde del té y el negro del chocolate, en esta ocasión os propongo combinar una ganache de chocolate negro y café, con una cobertura de chocolate blanco.

Tal como yo los hice, el amargo de la ganache contrasta con el dulce de la cobertura de forma que no echas de menos una dosis extra de azúcar pero, si sois muy golosos, añadiendo un poco de miel conseguiréis unos bombones más dulces y de paso podréis contar con las propiedades conservantes de la miel.

Utilicé un delicioso Brasil Sul Minas, cuyo sabor dulce y ligeramente caramelizado me pareció muy adecuado en combinación con el chocolate y, a juzgar por las caras de satisfacción de quién los ha probado, elegí bien.

Bombones Cafe 03

Ingredientes:
Para la ganache:

  • 200 g de chocolate negro para repostería (mínimo 55% cacao)
  • 70 ml de café cargado
  • 20 g de miel (opcional)

Para la cobertura:

  • 100 g de chocolate blanco para repostería
  • unas onzas de chocolate negro (opcional)

Bombones Cafe 01

Con estas cantidades, dependiendo del tamaño, nos saldrán unas 4 docenas de bombones.

Preparación:

Preparar el café expreso o en puchero, con cafetera de goteo el sabor es menos intenso, pero puede servir.

Para hacer café en puchero llevar a ebullición 150 ml de agua. Cuando hierva, retirar del fuego y añadir 1-2 cucharadas de café molido, remover un poco, dejar reposar 10 minutos y filtrar. La cantidad de café molido dependrá de lo intenso que queramos el sabor a café en los bombones.

Mientras reposa el café, trocear el chocolate negro en un cuenco y fundirlo a baño maría, introduciendo el cuenco en un cazo con agua caliente.

Separar 70 ml del café que hemos preparado y añadirlo en caliente al chocolate. Mezclar con una espátula de silicona, evitando hacer burbujas, hasta deshacer los grumos y obtener una crema uniforme. Si decidimos añadir la miel, disolverla primero en el café caliente.

Dejar enfriar a temperatura ambiente de un día para otro, así se asentará mejor el sabor del café. Si pasado este tiempo la ganache no tiene suficiente consistencia para formar bolitas con ella podemos meterla en la nevera una o dos horas.

Hacer bolitas del tamaño de avellanas con la ganache de chocolate y volver a meterlas en la nevera mientras fundimos al baño maría el chocolate blanco que usaremos como cobertura.

Bañar las bolas en el chocolate blanco, teniendo cuidado de que queden bien cubiertas, y dejarlas enfriar sobre una bandeja forrada con papel de horno.

Bombones Cafe 02

Si queremos darles un toque especial, fundir 3 o 4 onzas de chocolate negro de la misma forma que hemos hecho antes y hacer dibujos en los bombones con la ayuda de un palillo.

Bombones Cafe 04

Bombones Cafe 05

Ahora que empieza a hacer más calor, quizá os apetezca tener bombones helados para endulzar y refrescar la sobremesa, si es así, podéis guardarlos en un recipiente hermético en el congelador.

Si tenéis prisa, podéis obviar el paso de bañado de las bolas y hacer trufas de café rebozándolas en cacao puro directamente después de formarlas. Una cucharada de cacao debería ser suficiente para todas.

¡Una última recomendación! Si los hacéis, invertid un poquito más de tiempo en hacer un empaquetado a la altura de los bombones. 😉

Bombones Cafe 06

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


2 comentarios de “Bombones de café

  1. Conchi dice:

    Dios!!……….que ganas de probar uno

    • Carabiru dice:

      Están aún más buenos de lo que aparentan. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *