Café Marocchino, otra delicia italiana

La leyenda dice que el café Marocchino surge por primera vez en Turín, una de las capitales del chocolate junto con Perugia. Nace como una evolución del “bicerìn de Cavour”, una bebida a base de café, chocolate caliente, leche, nata y cacao.

Cabe suponer que el nombre Marocchino está relacionado con Marruecos, pero no es así. En los años 30 las mujeres solían llevar una cinta de cuero para sujetar su cabello. Esta cinta era de color marrón suave, el mismo color que el Marocchino, de ahí su origen.

Hay muchas formas de preparar el Marocchino, de hecho según vayamos a una o otra cafetería, nos pueden servir un café muy diferente.

Un amigo italiano me ha dado su receta favorita, que detallo a continuación:

1) en un vaso pequeño ponemos un trocito de chocolate negro, o mejor aún, “gianduja” (un chocolate especial con avellanas) – en algunos sitios utilizan crema de chocolate en su lugar.

2) vertemos un expresso sobre el chocolate para derretirlo

3) espolvoreamos con cacao

4) añadimos un poco de espuma de leche

5) lo decoramos con más cacao en polvo y azúcar moreno o incluso con un par de granos de café

Si viajáis a Turín o a Milán, no dejéis de degustar esta deliciosa manera de preparar el café.

Salander – http://viajandoatodocolor.blogspot.com/


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario