Cosecha del café – De la planta a la taza Pt. 1

¿Creíais que el café pasaba directamente de la planta al molino, y de ahí a la taza? ¡Pues no!

Lo que conocemos como café realmente son semillas de una planta llamada cafeto, que son procesadas, tostadas, molidas y utilizadas para realizar la bebida que tanto nos gusta.

Cinturon_Cafe

“El cinturón del café”, muestra la mayoría de los países donde se cultiva.

No en todo el mundo se puede plantar y producir café; se deben cumplir unas características mínimas.

La altura de la plantación se situará rondando los 900-1900 metros para el café arábica, y de ahí hacia abajo para las plantas de robusta, más resistentes, aunque eso luego perjudique a la calidad del café final. A mayor altura, el fruto madurará más lentamente, dando como resultado un café más complejo.

A pesar de ser la infusión comercial más vendida del mundo, casi 3/4 de la producción proviene de explotaciones familiares de entre 5 y 10 hectáreas.

La planta de café es longeva, aunque sólo da fruto de calidad hasta los 30 años. Crece bastante, y por ello, para estabilizarlo y mejorar la recolección, se cortan esporádicamente para dejarlos a una altura que ronde los 2-3 metros. No empezarán a aparecer frutos hasta los 3-4 años, que crecerán continuamente a lo largo de toda la temporada. Es importante saber qué cerezas seleccionar, ya que en un mismo arbusto puede haber distintos grados de madurez. El periodo de recolección varía según la región, aunque generalmente es anual y se puede acotar entre finales y principios de año.

Hay dos formas de recoger los frutos:

Recogida_CafePicking, un método manual en el que los recolectores son los encargados de seleccionar sólo las cerezas que estén en su punto correcto de maduración, justo cuando adquieran un color rojo oscuro brillante o amarillo. Como resultado, se obtiene una cosecha de gran calidad, muy apreciada.

Stripping, principalmente mediante máquinas o a mano, consiste en coger todas las cerezas a la vez para luego eliminar las cerezas verdes o demasiado maduras.

 

Al finalizar la cosecha se estiman que de cada 50 kg de cerezas recogidas, tras procesarlas, sólo quedarán 10 kg de café verde.

El café fácilmente puede sufrir un efecto mariposa. Simplemente retrasando la recolección o seleccionando cerezas incorrectas, podría provocar la aparición de astringencia en la taza final . Lo mismo es aplicable a un tostado o un método de extracción realizado erróneamente. Un café de calidad lo es de principio a fin.

Coffee_berries_(1)

 


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario