¿Qué es mejor el té o el café?

Existen numerosos estudios que afirman las virtudes del té o el café. Al té se le considera protector frente al cáncer, inflamación, cardiopatías y obesidad. En cambio, el café podría prevenir la enfermedad de Alzheimer, proteger nuestro hígado y prevenir la gota.

04

¿Cuáles son las propiedades reales del té y el café?

Las propiedades benefactoras del té y el café se deben en gran medida a los antioxidantes y se sabe que están mucho más presentes en el café. Pero el té ha demostrado tener más virtudes en muchos estudios que se han realizado.

El café en cambio aumenta el estado de alerta y ayuda más a la digestión que el té. También se puede decir del café que, aunque el mecanismo no esté totalmente demostrado, hay unos indicios muy fuertes de que tiene efectos potencialmente beneficiosos sobre una serie de enfermedades como el Alzheimer y la diabetes.

No podemos caer en el error de pensar que vamos a asegurarnos de escapar por completo del riesgo de padecer estas enfermedades solo por consumir una gran cantidad de té o café. Por ahora solo podemos relacionar a estas bebidas con una mejora general de la salud de sus consumidores, pero todavía no sabemos el por qué.

¿Cuál es la cantidad de té o café adecuada?

El consumo siempre debe de ser razonable. Todos los excesos suponen un riesgo para la salud y no se debe consumir más de cuatro tazas de té o de café al día.

Los efectos secundarios del café siempre aparecen cuando se sobrepasa este límite. Consumir más de cinco tazas de café provocan en la mayoría de personas problemas digestivos como la acidez de estómago y/o migrañas. No es solo el exceso de cafeína, sino la cantidad de otros componentes valiosos para nuestra salud, que, como todo alimento o medicina, hay que consumir con moderación.

En cuanto al té, muchos estudios se han hecho sobre el té verde que han dejado muy claro todos sus beneficios para la salud . Aparentemente podemos pensar que como el té tiene menos cafeína, podemos tomar más cantidad. Al igual que el consumo excesivo de café, el té tiene sus propios efectos secundarios si se consume en exceso. El más importante es que puede frenar la absorción de hierro.

¿Té o café?

Hay que adaptar el consumo al momento del día y al tipo de consumidor. A todo el mundo no le afecta de la misma forma. Ambas bebidas no son equivalentes porque los antioxidantes que ofrece el té nada tienen que ver con los que ofrece el café. El que no sean equivalentes, no significa que no sean compatibles, consume ambos sin excesos y tu salud te lo agradecerá.

Personalmente, café por la mañana y té por la tarde.

Si tuvieras que elegir uno de los dos…      ¿con cuál te quedarías?

 

 

 

 

 


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario