TIRAMISÚ JOSE

Pocos adjetivos pueden aplicarse al Tiramisú.  Su sabor es tán delicioso, fresco y especial, que casi no puede expresarse con palabras.

Respecto a sus orígenes, hay varias regiones italianas que se atribuyen la creación de este postre, pero la versión más extendida es que  apareció sobre los años 50 en los burdeles del Véneto.

Hay gran cantidad de recetas de como prepararlo, ya se sabe, “cada maestrillo tiene su librillo”.

Este receta la tengo desde hace un montón de años, ni siquiera recuerdo quién me la dió, quizá alguno de mis intercambios cuando estudiaba italiano, no lo se, pero mi amiga Valentina, de Padua, la revisó y me dijo que es auténticamente italiana. Y por supuesto, como buena Véneta, también opina que es originario de su región.

Le he puesto el nombre de “Tiramisú Jose” porque así es como se llama mi marido, y este es su postre favorito. Así lo bauticé en mi blog, y así le he querido llamar aquí.

INGREDIENTES:

3 huevos

3 cucharadas rasas de azúcar

1/2 litro de nata de montar

1 tarrina de queso mascarpone

Bizcochos de soletilla

Un chorrito de amaretto

Cacao en polvo

Chocolate negro para rallar

PREPARACIÓN:

*Monto la nata con una de las cucharadas de azúcar.

*Separo las claras de las yemas.

*Mezclo bien con la batidora las yemas, el queso mascarpone y el resto del azúcar.

*Monto las claras a punto de nieve

  ES MUY IMPORTANTE QUE LAS CLARAS Y LA NATA SE MONTEN MUY BIEN

    Si no lo hacemos así, al día siguiente de prepararlo, suelta líquido y se queda como un aguilla en el fondo.

    Yo lo monté con batidora de varillas y me tiré varios minutos con cada cosa para que quedara bien compacto.

*Junto la mezcla de yemas, queso y azúcar, con la nata montada y las claras a punto de nieve, despacito,  con  movimientos envolventes.

*Echamos café en un plato hondo, añadimos un chorrete de amaretto y una cucharada de cacao o colacao.

*Mojamos los bizcochos de soletilla sin que se empapen. Simplemente meter y sacar del plato.

  En realidad va a gustos. A mi no me gusta que queden demasiado blandos y que sepa demasiado a café, pero si os gusta con más sabor, los empapáis más.

*Adapto un trozo de bizcocho al fondo de la copa.

*Echo a cucharadas un poco de crema.

*Cubro la capa de mezcla con más bizcochos mojaditos.

*Vuelvo a echar otra capa de crema de mascarpone. (Si la copa es grande, puedo poner una capa mas de todo)

*Lo aliso todo, tapo con un film de plástico y a lo dejo en la nevera.

*Cuando ya esté cuajado, rallo chocolate negro por encima para que cubra la crema.

Algunos consejos:

-Es mejor prepararlo de un día para otro, porque se cuaja más, se potencian los sabores y está mas rico.

-He visto recetas de tiramisú donde utilizan planchas de bizcocho o bizcochitos blandos. Creo que es importante utilizar los bizcochos de soletilla, que son esos bizcochos finos, alargados,  secos y duritos. En Italia le llaman “Savoiardi”

-En esta ocasión lo he preparado en copas, para servirlo individualmente, pero se puede preparar también  en una fuente grande y luego cortarlo en porciones.

Si lo queréis preparar así, no se debe empapar demasiado la capa primera capa de bizcochos,  para poder cortarlo y servirlo bien.

Espero que os haya gustado mi receta. Podéis encontrar muchas más en  LA COCINA DE PANDORA


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario