Infusión y té, diferencias y semejanzas

Con frecuencia en nuestra tienda vemos que existe una gran confusión respecto al concepto de infusión y a lo que se considera té. Muchas personas no tienen claro en qué consisten, y la verdad es que no son lo mismo, aunque una está incluida dentro de la otra.

Por esta razón hemos hecho esta entrada, para explicarte las diferencias y similitudes que hay entre té e infusión.

unsplash, propiedades té, propiedades rooibos, diferencia entre té e infusiones, beneficios té

Infusión y té, similitudes y diferencias

Qué es té y qué es infusión

Lo primero que tienes que saber es que una infusión consiste en una “bebida que se obtiene de diversos frutos o hierbas aromáticas como té, café, manzanilla etc., introduciéndolos en agua hirviendo” (RAE).

Por otro lado, el té describe únicamente al líquido preparado en agua –o leche- con hierbas extraídas de la planta camelia sinensis. Tanto si es té verde, rojo, negro o  blanco, todos proceden de dicha planta.

El resto de bebidas compuestas por hierbas derivadas de otros arbustos como manzanilla, tila, rooibos o poleo son infusiones diferentes al  té.

Por lo tanto, el té es un tipo de infusión, pero no todas las infusiones son tés.

No obstante, en nuestro lenguaje diario solemos llamar té a todas las bebidas infusionadas, o por el contrario, creemos que el té no es una infusión. Lo cierto es que tanto una como otra son infusiones, aunque con características que las diferencian.

Propiedades y diferencias del té y otras infusiones

 

  • El té contiene teína o cafeína, un estimulante que nos activa y no conviene tomarlo por la noche si eres sensible al sueño. El resto de infusiones no lo contiene, incluso, algunas como la valeriana o el rooibos, son recomendadas para las personas con problemas de insomnio.
  • La forma de preparación es diferente. Mientras que los tés negro, rojo y verde se deben dejar reposar no más de 5 minutos para que no se amarguen, el resto de hierbas conocidas pueden estar infusionándose de 6 a 8 minutos. Existen algunos tés con tiempos específicos, por lo que que es mejor que preguntes en tu tienda.
  • El sabor no es igual. Obviamente cada hierba presenta un gusto propio, pero mientras el té, independientemente del tipo que sea, siempre produce una sensación amarga en la lengua al tomarlo; otras bebidas no tienen esta característica, por ejemplo, la menta es refrescante, el rooibos tiene un sabor dulce, etc.
  • El té es un poderoso antioxidante y un excelente diurético, por nombrar solo algunas de sus ventajas. En cuanto al resto, existen infusiones que ofrecen propiedades medicinales realmente beneficiosas como la manzanilla y el poleo para la digestión, la valeriana y la melisa para el sueño, la cola de caballo o el diente de león para la retención de líquidos, la salvia o la canela para los dolores menstruales, y así sucesivamente.

Quiero ver opciones

Para concluir, la próxima vez que vayas a tu tienda a comprar ya sabes que no es lo mismo pedir un té que solicitar un hibisco o un rooibos, y si lo que buscas es un uso específico, siempre puedes preguntar por un tipo de infusión que te sirva para lo que quieres.

Y tú, ¿eres más de té o de otro tipo de bebida infusionada?

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastroredactora.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario