¿Cuál es el mejor té para tomar frío?

te verde con limonCon la llegada del calor muchos bebedores de té intercambian sus tazas de té humeante por refrescantes vasos de té. El té helado es una bebida refrescante y deliciosa que te hará vivir un verano más agradable. Los supermercados ofrecen bebidas preparadas de té y polvos listos para mezclar con agua, el sabor de estos productos queda muy lejos de un té natural y los productos químicos que llevan hacen replantearte si de verdad deberías beber ese “pseudoté”.

Le invitamos a adoptar un hábito saludable a la vez que refrescante. Si todavía no se ha hecho un buen té frío, cuando lo pruebe, se dará cuenta de que es la bebida del verano y la que mejor calma la sed.

Consejos para preparar un buen té frío

Primero de todo, olvídese de las bolsas de té y utilice té a granel de calidad. Todos los tés son aptos para su consumo frío.

Existen numerosas formas de preparar té frío o té helado como ya vimos en este post “5 formas de preparar té helado” De todas ellas, la más común por su facilidad es la de infundir en caliente y añadir posteriormente cubitos o hielo picado.

Para prepararlo, hay que utilizar una mayor cantidad de té en comparación con el té caliente, puesto que al añadir hielo la dilución será menos concentrada y perderá sabor. Además nuestras papilas gustativas son más eficientes para captar los sabores de las comidas y bebidas calientes, por ello, para que un té frío tenga el mismo sabor que un té caliente, deberá ser más concentrado.

No deje más tiempo el té en infusión o conseguirá un té amargo difícil de tomar, este es el error más común en la preparación del té y mucha gente lo comete a diario, o incluso piensan que no les gusta el té porque no han probado un té bien infundido.

¿Cuál es el mejor té frío?

De todas las recetas y modos de hacer té frío, la más aceptada y popular es la del té verde con limón. Un clásico que se prepara de la siguiente forma:

  1. Infundir de la misma forma que cuando se toma caliente, 70-80º C durante 1-4 minutos dependiendo del tipo de té verde. Por lo general, lo tés verdes chinos deben infundir más tiempo que los japoneses. Como hemos dicho antes, se debe utilizar más cantidad de té
  2. Verter la infusión en un vaso y, si se requiere, añadir edulcorante al gusto.
  3. Añadir hielo de forma generosa, puesto que se derretirá rápidamente al contacto con el agua caliente.
  4. Exprimir una gotas y/o poner una rodaja de limón sobre el té frío.

También se puede preparar en grandes cantidades y guardar en la nevera. En este caso se recomienda no meterlo mientras esté muy caliente para no romper el frío de los demás alimentos.

Aunque para preparar litros de té, lo más recomendable es hacerlo directamente en frío. De esta manera, pondremos el té infundiendo en agua durante 8 horas o más en la nevera, usualmente se prepara por la noche para que esté listo el día siguiente. Este método es el mejor para sustituir los refrescos por té frío, un tema que tratamos en nuestro anterior post que supone un importante ahorro económico y numerosos beneficios para la salud.

 

 

 

 


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario