Helado de yogur y té matcha

La receta de hoy no podría ser más fácil, sólo hay que mezclar 4 ingredientes para hacer un delicioso helado de yogur y té matcha. El azúcar invertido se utiliza para que no cristalice el helado y sea por tanto más cremoso, pero no es imprescindible. De la misma manera, si usáis yogur edulcorado, sólo hará falta añadirle el té matcha. O sea, que los 4 ingredientes se pueden reducir a 3 e incluso a 2.

Helado de yogur y té matcha (3)

Uno de los mejores helados de té matcha que he probado es con base de yogur griego, dulce y cremoso sin ser empalagoso. El sabor ligeramente ácido del yogur combina muy bien con el regusto amargo del té matcha, os animo a probarlo. Para veganizar la receta, sólo hay que cambiar el yogur griego empleado por yogur de soja o similar, aunque no lo he probado y no sé si la textura es semejante.

En la tienda tenemos como novedad unos matcha monodosis de sabores con los que llevar este helado a otro nivel. Cada sobre contiene 2 gramos, así que usando 4, o 3 si queréis un sabor más suave, podéis hacer yogur helado de té matcha y menta, plátano, limón o fresa. Si os preocupa que el sabor del té matcha quede enmascarado por el otro, no temáis, ambos matices se complementan a la perfección.

Té Matcha Sabores

Cómo preparar yogur helado de té matcha

Ingredientes:

Helado de yogur y té matcha (1)

Con estas cantidades salen 6 raciones de helado.

Preparación:

Mezclar en un cuenco todos los ingredientes.

Tapar con film y dejar reposar en la nevera al menos 4 horas para que asienten los sabores.

Helado de yogur y té matcha (2)

Seguir las instrucciones de la heladera para hacer el helado. El proceso de batido generalmente dura entre 15 y 20 minutos, hasta que tiene textura consistente.

Pasar el helado de té matcha a un recipiente con tapa y dejar en el congelador un mínimo de 2 horas, para que adquiera firmeza.

Para hacer bolas de helado con facilidad, mojar la cuchara en agua caliente entre bola y bola.

Si el helado está demasiado duro, dejar el recipiente con el helado a temperatura ambiente unos 15 minutos.

Helado de yogur y té matcha (4)

Se puede tomar solo o acompañar con trozos de fruta (arándanos, moras, fresas…), crocanti de almendras, ralladura de chocolate… ¡Imaginación al poder!

También se puede hacer a mano, sin heladera:

Se mete la mezcla de yogur y té matcha en el congelador en un recipiente con tapa. A las dos horas, cuando está firme, se saca y se remueve bien para romper los cristales. Se vuelve a llevar al congelador y se repite el proceso cada media hora hasta que se hace difícil de remover. Dejar en el congelador otra hora como mínimo y pasado ese tiempo ya se puede comer.

Y la tercera opción, es hacer polos rellenando los moldes con la mezcla y congelando.

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario