Tradición británica del té. ¿Qué té toma la reina de inglaterra?

https://www.flickr.com/photos/disaster_area/8424925130

Imagen de Disaster Area

Las primeras cajas de té que llegaron a Londres provenían de China y fueron transportadas por buques holandeses en 1645. Poco más tarde, todas las ciudades de Europa y colonias americanas fueron conquistadas por la bebida.

A partir del siglo XVII, los ingleses comenzaron a comerciarlo para europa y las colonias americanas. A través de la creación de East India Company por la reina Isabel I, disfrutaron monopolizando el mercado del té durante más de dos siglos.

No contentos con este monopolio, en la década de de 1850 enviaron a un espía botánico a los cultivos chinos. Su nombre era Robert Fortune, tras conseguir espiar los cultivos chinos, los ingleses comenzaron a producir té en sus colonias indias, en Kenia, en Ceilán, etc.

Así surgen los famosos nombres de tés; Darjeeling, Assam y Nilgiri en la década de 1850. Ceilán en 1870, isla que desde 1972 se llama Sri Lanka pero mantuvo el nombre de té Ceilán.

En Kenia, los ingleses introdujeron plantaciones de té a principios del siglo XX. Kenia fue uno de los primeros productores de té en África y actualmente las grandes empresas británicas controlan más de 5000 hectarias de plantaciones todavía en esta zona. También se desarrolló el cultivo en otras antiguas colonias como Malawi, Uganda, Tanzania y Zimbabwe.

Desde este momento el consumo de té chino pasó a segundo lugar en Europa.

Los tés oxidados fueron llamados negros, esta oxidación se debía principalmente a que los barcos transportaban el té en sus cubiertas húmedas, por lo que en principio, el té verde tal y como lo conocemos ahora no existía en Europa.

Estos tés eran por lo general unos tés fuertes, con mucho ácido tánico y presentaban una infusión muy oscura. Los británicos se dieron cuenta de que al añadir leche y azúcar se ablandaba la astringencia y amargor de estos tés. Así nació el famoso té con leche inglés.

Casas de té crearon asambleas para diferenciar los tés según sus orígenes y propiedades. Estudiaron cual eran los mejores para satisfacer las necesidades a cada hora del día. Así es como surgieron una serie de diferentes recetas con designaciones como: Morning Tea, Brunch Tea, Five O’Clock Tea y otras mezclas que fueron creadas en honor a la familia real, Queen Victoria y Royal Morning Tea. Las casas de más prestigio son los proveedores oficiales de la Corona.

A principios del siglo XX, el ministro de asuntos exteriores Earl Grey, durante un viaje diplomático a Cantón descubrió en un casa de té un combinado de té chino y cáscara de naranja. Basándose en esta combinación pero cambiando la cáscara de naranja por aceite esencial de bergamota, que es un cítrico como la naranja, exportó esta combinación a Gran Bretaña, cuya sociedad en muestra de agradecimiento dio su nombre a esta receta.

Actualmente se dice que la reina Isabel II consume un té que fue creado y elaborado para ella; Smoky Earl Grey. Éste consiste en una mezcla de tés Lapsang y Gunpowder con aceite esencial de bergamota. El inglés medio consume de normal té en bolsitas. Hace tres meses visite a una amiga en Manchester, su familia consumía unas cuatro tazas de té al día, Yorkshire Tea, producto estrella de la casa Taylors of Harrogate. Es una mezcla de té Assam y tés africanos que he probado y no está mal, aunque siempre preferiré el té a granel.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario