Las propiedades del Rooibos

El Rooibos cuyo nombre científico es Aspalathus Linearis es una planta de origen sudafricano. Es muy popular debido al uso que se le da a sus hojas en infusión.

Es probable encontrarlo, sobre todo en comercio no especializado, con otros nombres como té rojo, té rojo sin teina, té rooibos, etc. Es muy importante destacar que el Rooibos no es té y no hay que confundirlo con el té rojo o pu-erh, ya que se tratan de dos plantas completamente diferentes.

Las plantas de rooibos suelen tener 1,5m de altura y posee unas pequeñas flores amarillas que florecen al final de la primavera. La planta del rooibos se ha adaptado a terrenos muy pobres en nutrientes y con condiciones de calor extremo. La planta se cultiva en verano que en la latidud de Sudáfrica viene a ser por enero. El rooibos no contiene teína ni cafeina.

Después de la recolección las hojas se dejan oxidar al sol. A este proceso se le llama popularmente fermentación, por asemejarlo con los tratamientos que se le da al té, pero no es el mismo. También podemos encontrar la versión no oxidada (o no fermentada) a la que se denomina rooibos verde. Esta variedad no fermentada contiene una mayor cantidad de polifenoles antioxidantes.

La preparación del rooibos no lleva más de 5 min, es el tiempo en el que la infusión se torna de color rojo o parduzco. En algunos lugares de Sudafrica podemos encontrar el rooibos espresso, ya que la realizan de forma similar al café.

El rooibos no contiene cafeina ni teina, por lo que puede ser tomada sin ningún problema por niños o personas con hipertensión. Es una infusión muy recomendada para personas con problemas alergicos ya que tiene propiedades antiestamínicas.


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario