Flores de té, un espectáculo para ojos y paladar

Las flores de té son sin lugar a duda el formato más atractivo para la vista de los consumidores de té. La belleza que adquieren en el agua las hace únicas para impresionar a tus invitados.

flores-de-te

Te invitamos a redescubrir tu infusión favorita en un formato único y especial que enamorará tus sentidos. Inspiradas en las más arraigadas tradiciones chinas y gracias a la imaginación y talento de artesanos, las flores de té son unas bolas que revelan su secreto al entrar en contacto con el agua hirviendo, comienzan a abrirse poco a poco hasta mostrar toda su belleza. Son verdaderas maravillas para la vista y el paladar.

Las flores de té no son invento reciente, se han creado a mano durante miles de años en China. En la antigüedad, se utilizaban como un valioso premio que concedían los emperadores a aquellos que eran lo suficientemente dignos de merecerlas.

¿Cómo se hacen las flores de té?

Las flores de té se realizan con un meticuloso montaje artesanal. Para realizarlas se emplean las mejores hojas de té con un estado muy bajo de oxidación. Esto permite que sean más moldeables y que puedan formar un envoltorio sobre una o más flores comestibles. Para prensar las bolas se utiliza hilo de algodón. Los tés empleados, por lo general, son el té blanco o  el té verde. Cada flor de té tiene unas propiedades diferentes y en la cultura china tienen un significado simbólico, formando el lenguaje de las flores.

¿Cómo se prepara la infusión de flores de té?

Es importante calentar previamente el agua hasta que esté hirviendo, de lo contrario la bola no se deshará correctamente. Seguidamente, verteremos el agua en la tetera y a continuación la flor de té. El tiempo de infusión es de 8 minutos y recomendamos no tapar la tetera. No hace falta recordar que para disfrutar de todo el esplendor de este té, es necesario una tetera de cristal.

Conoce un poco sobre té de caléndula

Una de las flores de té más conocidas es la que contiene flores de caléndula envueltas de té verde. Esta popularidad se debe en gran parte a las propiedades de la caléndula,  la Organización Mundial de la Salud reconoce sus usos para tratar inflamaciones de la mucosa de la boca y garganta, así como para el tratamiento de lesiones en la piel. Aunque sus mecanismos de acción no están claros todavía y hay pocos estudios, se conoce que la caléndula tiene sustancias antiinflamatorias y acelera la epitelización, algo especialmente útil para las quemaduras de la piel.

El conocimiento de estas propiedades no es nada nuevo, pues esta flor se utilizaba en la cocina, en la cosmética y en la medicina de antiguas civilizaciones indias, árabes y griegas. En Europa se cultiva desde el siglo XVII y ha sido utilizada para paliar la fiebre y tratar la ictericia. En el siglo XIX, médicos estadounidenses la utilizaron para el tratamiento de úlceras de estómago y duodeno, ictericia, conjuntivitis, quemaduras y lesiones superficiales de la piel.

Un vídeo vale más que mil palabras

La primera vez que vi una flor de té fue tras recibir un caja como regalo de una boda, antes de surgir mi interés hacía el té. Cuando lo probé en casa, quedé alucinado. Después de ver este vídeo lo entenderás mejor.

 

Entra a conocer todas las Flores de Té

 

 


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario