La leyenda del té blanco

Una leyenda china nos habla del origen de esta deliciosa variedad de té.

En Fujian hubo una vez una sequía tan grave que impidió cosechar nada durante muchas estaciones. Luego la región fue azotada por una plaga, lo que causó numerosas muertes. Al ver que la situación empeoraba, los ancianos recomendaron ir a buscar una planta sagrada que crecía al lado del pozo de un dragón. Se decía que el jugo de esta planta devolvería la fertilidad a la tierra y curaría a los enfermos.

Muchos jóvenes valientes partieron a la montaña, en busca de esta planta milagrosa, pero ninguno de ellos regresó con vida.

Dos hermanos y una hermana decidieron salir en su busca. El mayor fue el primero en ir, pero no regresó. El segundo corrió la misma suerte. Finalmente, la hermana pequeña decidió salir en busca de sus hermanos y de la planta.

Al llegar allí, se encontró que el dragón había convertido a los hombres en piedra. Gracias a su astucia consiguió robarle la planta al dragón y matarle con una flecha.

Con algunas gotas de la planta sagrada devolvió a los hombres a la vida y todos regresaron al pueblo. Allí plantaron las semillas. La tierra volvió a ser fértil y los enfermos sanaron.

Desde aquel día, todas las plantas de Fujian, donde se cultiva actualmente el té blanco, fueron de té.

Conocíais esta leyenda de la tradición china?

Salander – http://viajandoatodocolor.blogspot.com/


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario