¿Cuánto té pongo en mi taza?

¿Cuánto té pongo en mi taza?, esta es una pregunta frecuente que nos hacen en la tienda, cuál es la medida ideal para lograr una taza con el sabor justo de té. Los clientes muchas veces no saben si tienen que llenar por completo el infusor con las hojas o lo cubren hasta la mitad. Presentan dudas y por eso preguntan.

La medida oficial para una taza de 200 ml la consigues con una cuchara medidora de té. En la tienda las ofrecemos,  su capacidad puede resultar pequeña a simple vista, pero verás con el uso que, aplicando una dosis con esta cuchara, conseguirás la taza perfecta de sabor y aroma. Si no cuentas con una, cualquier cuchara de postre puede servirte como medida, pon una por taza; no será tan exacta, pero te dará la dosis necesaria.

No obstante, tienes que saber que la cantidad ideal de té es la que tú decidas. En cuestión de gustos cada persona es un mundo,  algunos disfrutan los sabores intensos y otros prefieren las infusiones más suaves.

En Café Té Arte aconsejamos siempre probar y conseguir la medida idónea para tu taza puesto que, incluso, tus preferencias pueden variar dependiendo del tipo de hierba.

Comprar cuchara medidora de Té

infusión con infusor para la medida

¿Cuánto té pongo en mi taza?

Factores que debes tomar en cuenta para obtener una taza de té perfecta

 

Y ya que estamos hablando de la medida justa a la hora de preparar té, no cometas errores, si quieres conseguir una taza perfecta, además de la cantidad,  tienes que tomar en cuenta estos puntos:

1. Temperatura del agua

 

Cada tipo de té (y de infusión en general) requiere una temperatura para el agua. Si la calientas demasiado corres el riesgo de que el té adquiera un gusto amargo por la acción de los taninos presentes en la hierba. Por eso, debes poner a calentar el líquido en un cazo -no recomendamos hacerlo directamente en la tetera para no quemar el esmaltado del utensilio-, y luego verter el agua en la tetera o taza:

  • Tés negros: agua a 90º.
  • Tés verdes japoneses: agua a 70º.
  • Tés verdes chinos: agua a 80º
  • Tés blancos y tés amarillos: agua a 60
  • Té Oolong y té Pu-Erh: agua a 80-90º 
  • Rooibos: agua a 100º

2. Tiempo de infusión

 

De nuevo, cada tipo de hierba requiere un periodo de infusión distinto para conseguir todas sus propiedades. En este sentido, una vez pasado este tiempo se debe retirar el infusor  para que la bebida no adquiera un gusto amargo:

  • Tés negros: de 2 a 5 minutos.
  • Tés verdes japoneses: de 1 a 3 minutos.
  • Tés verdes chinos: de 2 a 4 minutos:
  • Tés blancos y tés amarillos: de 7 a 12 minutos (varias infusiones posibles)
  • Té Oolong y té Pu-Erh: de 3 a 5 minutos.
  • Rooibos: de 5 minutos.

3. Almacenamiento del té

 

Las infusiones que tengas en casa debes guardarlas en un lugar seco, y en un envase hermético para que las hojas no  se oxiden y pierdan sus propiedades organolépticas (aroma y sabor).

El espacio donde esté no debe ser ni muy frío ni muy caliente, y evita que se sitúe cerca de aromas intensos como las especias o el chocolate para que no se contamine.

4. Fecha de caducidad

 

Aunque las infusiones no se vencen sí tienen un tiempo de consumo ideal ya que pueden ir perdiendo sus propiedades. Lo mejor es que las tomes en un periodo de 6 meses a 1 año para disfrutar de todo su olor y gusto.

5. Volvamos a la medida

 

Como te dijimos el principio, las cucharillas medidoras te darán la cantidad exacta para tu taza de té o cualquier otra infusión. Estos medidores se fabrican en diferentes materiales y provienen de distintos países, además de ser un utensilio que resulta decorativo y práctico si tienes invitad@s en casa.

Selecciona el que más te guste, ve probando con las cantidades y las medidas de té que prefieras y siéntate tranquilamente a disfrutar de tu taza de té.

 

Quiero ver cucharas medidoras

 

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastrorredactora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *