Té negro Darjeeling: el champán de los tés

Para los amantes del té, tomar una taza de darjeeling es una experiencia muy especial. Su sabor dulce y floral, más acentuado que en otros tés negros, y ese aire fresco que transmite al tomarlo, lo convierten en el favorito de muchos clientes que esperan cada año la cosecha de sus hojas. La razón se debe a que tiene unas condiciones de cultivo muy específicas en una zona concreta, la de la región de Darjeeling en Bengala Occidental, India. Si no lo conoces, en este post sabrás sobre él.

El té darjeeling proviene, como todos los tés, de la planta Camelia sinensis. La diferencia está en que la zona geográfica en la que se produce se sitúa a una gran altitud (más de 1.220 metros) y presenta unas condiciones atmosféricas en las que el sol y la lluvia, junto al tipo de tierra, hacen que lo que nace allí tenga un sabor único. Por algo es el té más aclamado del mundo y lo llaman el champán de los tés.

te darjeeling cafe te arte

Té darjeeling

Historia del darjeeling

 

Darjeeling se sitúa en la cadena baja del Himalaya, desde sus tierras se observan unas espectaculares vistas a las cumbres nevadas de la cordillera más alta de la tierra. El origen del cultivo del té en la zona se remonta a 1841, cuando el doctor Campbell, un cirujano inglés trasladado por trabajo, trajo las semillas de la planta de China para sembrarla en la zona ya que el tipo de clima y suelo se asemejaban y favorecía su siembra. De hecho, fueron los británicos quienes desarrollaron la idea de cultivar té en la India, y de los lugares del país donde experimentaron, Darjeeling tuvo un éxito excepcional por la calidad de las hojas que empezó a producir.

A día de hoy, solo el té cultivado en Darjeeling puede recibir su nombre, lo que supone una motivación para mantener la producción y dedicarse casi exclusivamente. De la misma manera, en Bengala Occidental hay una gran cantidad de hectáreas dedicadas a la siembra de Camelia sinensis. El 50% de la población de esta región se sustenta directa o indirectamente de la producción de té, su economía y riqueza depende de él. El clima húmedo, las bajas temperaturas, la altitud adecuada y la devoción de los cultivadores se juntan para mantener esta zona cultivada.

La producción de té Darjeeling

 

La primera cosecha de té Darjeeling se recoge en los meses de marzo y abril, y es la más floral y dulce en boca. La segunda se realiza en mayo y junio, tiene un gusto más profundo que la primera, con notas picantes y dulces y un aroma más intenso. A principios de otoño se realiza una tercera cosecha, pero al ser temporada de lluvia el té no goza de la misma calidad que las anteriores, por lo que, por lo general, se utiliza para los tés en bolsitas. Al final del otoño, cuando han cesado las lluvias, se realiza la última cosecha del año, en la que se obtiene un té de color muy oscuro y de sabor más suave.

En Darjeeling tradicionalmente se cultiva y se produce té negro, aunque también se  elabora té verde, blanco y oolong. Sus hojas tienen un color verde intenso, con las puntas plateadas, lo que indica que es fresco y suave.

siembra de te darjeeling

Cosecha de té Darjeeling

Como dijimos al principio, una taza de Darjeeling es toda una experiencia. El líquido es amarillo y muy aromático. Por supuesto, debido a la calidad de sus hojas, lo ideal es beberlo solo, sin agregar azúcar o limón que oculte su sabor; es un té con notas amargas al principio y después deja una sensación afrutada muy agradable.

En la tienda cada año recibimos una cantidad limitada de la cosecha de Darjeeling. Los primeros meses conversamos con los clientes habituales que siempre desean su té y reservamos una cantidad. Por lo general, lo importamos de Risheeat, una plantación de té ecológico certificada por organismos internacionales, donde hay un templo y un colegio  en el que se organizan actividades culturales, religiosas y deportivas dirigidas a las casi mil personas que trabajan y se hospedan en la plantación.

El de Risheeat es un té que casi no se encuentra en España y a nuestros clientes les gusta mucho, por eso cada temporada esperamos la cosecha que normalmente sucede entre abril y mayo, o a más tardar en junio si se retrasa la recolección. Otra de las plantaciones con las que trabajamos es la Monteviot, al sur del valle Kurseong.

En Café Té Arte pedimos apenas algunos kilos más de los solicitados por los clientes, por lo que hay que apurarse a la hora de realizar el pedido.

Cómo preparar el té Darjeeling

 

SI sigues los pasos adecuadamente obtendrás una infusión de color ámbar, con un sabor floral, amaderado y un poco picante. Como tiene mucha cafeína, es mejor tomarlo por la mañana:

  • Calienta el agua hasta los 95 grados. Lo consigues instantes después de sacar el agua del fuego una vez alcanzado el punto de ebullición.
  • Pon 10 gramos de té negro Dargeeling por cada litro de agua o 2 cucharadas por taza.
  • Coloca el té en la taza e infusiona durante 2-4 minutos.
     

Si te gusta el té – y si has llegado hasta aquí seguro que es así- tienes que probar el Darjeeling, después de que lo hagas te volverás asiduo.

 

Quiero probar té Darjeeling

 

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastrorredactora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *