Gyokuro, el té verde japonés de lujo

Gyokuro en japonés se puede traducir como “perla del rocío”. El árbol del té ama el sol y usa luz solar para crear L-teanina en sus raíces y convertir este aminoácido en catequinas en sus hojas. El té verde Gyokuro sufre una privación de sol antes de su cosecha y frena el proceso de conversión de L-teanina a catequinas.

gyokuro

Mucha cafeína de baja intensidad y larga duración

La combinación de una gran cantidad de L-teanina y cafeína confieren al té verde Gyokuro un gran sabor, riqueza de umami y un aroma muy dulce con cierto toque picante, propio de los tés con mucha cafeína.  Esto también se traduce en unos beneficios exclusivos para nuestro bienestar que únicamente puede concedernos el Gyokuro.

Aunque la cafeína podemos encontrarla en otros tés, el Gyokuro es especialmente rico en L-teanina. Muchos estudios han demostrado que la L-teanina ejerce un efecto “tampón” con la cafeína, de modo que reduce la agresividad del subidón de cafeína y alarga el efecto de ésta. Por lo que está especialmente indicado para aquellos que no toleran muy bien la cafeína pero aun así, la necesitan de vez en cuando.

¿Cómo se consigue aumentar la L-teanina? Mediante el proceso de sombreado

El procedimiento de sombrear el té, se lleva a cabo durante un periodo de 20-30 días antes de la cosecha. Cada cultivador tiene sus propias reglas, por ello el tiempo de sombreado suele variar y es motivo de disputa entre profesionales.

Son tres las técnicas empleadas para este propósito y difieren en el tipo de material que filtra los rayos solares y la altura a la que se ponen dichos filtros.

Técnica  Jikagisé

Se colocan las redes directamente sobre los árboles de té. Esta técnica favorece que la temperatura aumente de modo que la planta incrementa su crecimiento y la cosecha se realiza antes de tiempo. El estrés sufrido por la planta puede provocar que la calidad del té se vea disminuida.

 Técnica Tana

Requiere la fabricación de una estructura de bambú. Sobre esta estructura se colocan redes de lona negra. Para controlar la cantidad de sol que llega a la planta, los agricultores puede superponer varias redes, de modo que es posible bloquear la luz solar en diferentes grados. Los primeros días se realiza un bloqueo del 70% de la luz solar y los últimos días antes de la cosecha el bloqueo de luz llega al máximo.

Técnica Honzú

Es el método tradicional. En vez de emplear lonas sintéticas como en los anteriores, se utiliza una lona hecha de fibras de bambú y se rellena de paja en la parte superior para controlar la cantidad de sol que se bloquea. Este método es el más caro y complejo, pero los agricultores que lo utilizan, defienden la influencia positiva de este método en la planta, pues el agua de la lluvia al filtrarse en el techo de paja, adquiere gran cantidad de micronutrientes que luego la planta aprovechará.

Un lujo al alcance de todos y un regalo original

Si bien el Gyokuro no es un té verde para tomar a diario, todo amante del té que pueda apreciarlo debería probarlo alguna vez en su vida. Este singular té es una buena elección para realizar un regalo con clase y poco convencional, sobretodo si es a consumidores de té.

¿Has probado este maravilloso té? Cuéntanos que te parece.
Lo puedes encontrar en nuestra tienda siguiendo este enlace

 

 


Un comentario de “Gyokuro, el té verde japonés de lujo

  1. Algo que aprendí en un curso reciente sobre té verde es que las hojas de té de alta calidad (mencionaron Gyokuro y kebusencha) se pueden comer después de infusionar. En el curso las regaron con algo cuyo nombre no recuerdo, era una mezcla de soja y limón, y con un pelín de una especie de arroz tostado esparcido. Riquísimo.

    El argumento es aprovechar todos los nutrientes que permanecen en la hoja por no ser solubles en agua.

Agradecemos mucho si nos dejas un comentario