Té Verde Japonés Kokeicha

Es uno de los Tés mas raros e inusuales que se pueden encontrar, es un té verde japonés fabricado de Matcha y fécula de arroz su nombre quiere decir “Té formado” tiene un sabor a vegetales muy diferente a cualquier otro Té que hallamos probado antes.

El proceso de fabricación del Kokeicha empieza por los cultivos de Té de la provincia de Shizouka en Japón una vez al año, las plantas del Té son cultivadas a pleno sol hasta unas pocas semanas antes de cosecharlas. Entonces son puestas a la sombra con redes, tejados de paja de bambú u otros materiales hasta que sus hojas nuevas están listas para ser arrancadas. Las hojas que se cultivan durante este tiempo son más pequeñas que la mayoría, pero están repletas de cafeína, L-teanina, antioxidantes, vitaminas y minerales.

Después de arrancadas las hojas de té son vaporizadas hasta que empiezan a desmenuzarse, los tallos y venas de las hojas son arrancados y el resto de la hoja es muy lentamente es molido entre dos ruedas de granito hasta que se forma un fino polvo. Esto es el Matcha, este polvo de Matcha es mezclado con una pequeña cantidad de agua y pasta de arroz y es todo amasado hasta formar una pasta o algo así, la pasta es así extrusionada a través de finos agujeros como cuando se hacen los espaguetis, la pasta de Matcha extrusionada es entonces secada y cortada en piezas de un cuarto de pulgada cada una asemejándose a hojas de Té. Estas hojas son el producto final Kokeicha.

Las hojas de Kokeicha son extremadamente oscuras y apagadas  hay formas ligeramente en forma prismas triangulares curvados y su aroma es reminiscencia de caliza a roca sedimentarias ricas en minerales y verde cocido, cuando esta fabricado ello recuerda sorprendentemente como al olor intacto del alga wakame.

El Kokeicha infusionado es brumoso, pálido y verde con tonos suaves de amarillo, tiene un delicado aroma como a  agua cocida de espinacas, su sabor es suave ligero a vegetal, con medias notas de repollo o berza verde, flores, avellanas, yodo y brotes a minerales, el gusto después es similar y sutil tintineando a minerales. Como la mayoría de los tés verdes japoneses Kokeicha se parece al marisco, pero su sabor medio es mucho mejor con un sabor algo tenue en tal como el pescado blanco cocido.

Para infusionar este suave o majestuoso Té verde usar una cucharada de 2,5 gramos de hojas de Té por taza de agua hirviendo, (250cc) entre 70 y 80C infusionar durante un minuto alternativamente puedes tomarlo alrededor de 80C durante tres minutos, es un Té que se le pueden sacar varias infusiones hasta tres con muy buen sabor aumentado el tiempo de infusionado, las dos primeras sobre dos minutos y la tercera diez minutos, de todas formas es ir probando.

Por ultimo decir que es un Té que se utiliza también en la cocina para cocinar en postres sobre todo helados, yogures y postres. Dando una textura crujiente usado como una sal que se frota en mariscos horneados y cocidos.

Este estupendo Té lo podemos encontrar en Café Té Arte pinchando aquí


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario