Bombones de té matcha

Cuando se acercan fechas como el Día del Padre, el de la Madre o el cumpleaños de algún familiar o amigo, los bombones y trufas son uno de los regalos más socorridos, quizá porque a casi todo el mundo le gusta el chocolate. Eso sí, corremos el peligro de que el agasajado piense que no nos hemos comido demasiado la cabeza buscando un obsequio apropiado. Por eso, si queremos quedar como reyes, nada mejor que hacer nosotros mismos los bombones y convertir el típico regalo de última hora en un detalle único.

Estos bombones rellenos de ganache de chocolate blanco y té matcha os sorprenderán desde el primer bocado no sólo por su intenso color verde, sino por el contraste de sabores del té matcha con el chocolate negro de la cobertura.

¿Tenéis ya regalo para vuestro padres? Olvidad la típica corbata o el último best seller y regaladles estos bombones hechos con todo vuestro amor.

BombonesMatcha_1

Ingredientes:
Para la ganache:

  • 200 g de chocolate blanco
  • 5 g de té matcha para cocinar
  • 20 g de miel
  • 70 g de nata líquida para montar (35% m.g)

Para la cobertura:

  • 100 g de chocolate para cobertura (mínimo 55% cacao)
  • té matcha
  • azúcar glas

BombonesMatcha_2

Con estas cantidades, dependiendo del tamaño que les demos, nos saldrán entre 4 y 5 docenas de bombones.

Preparación:

Trocear el chocolate blanco en un cuenco y fundirlo a baño maría, introduciendo el cuenco en un cazo con agua caliente, para que se derrita sin quemarse.

Tamizar el té matcha, añadirlo al chocolate y remover hasta integrarlo bien.

BombonesMatcha_3

Hervir la nata con la miel y agregarla al chocolate, mezclando bien con unas varillas hasta obtener una crema uniforme y sin grumos.

Dejar reposar de un día para otro a temperatura ambiente, para que se asiente el sabor del té. Si pasado este tiempo la ganache no ha ganado suficiente consistencia podemos meterla en la nevera una o dos horas. Si tenéis prisa, metedlo directamente en la nevera.

Con la ayuda de una cuchara, hacer bolitas del tamaño de avellanas y volver a meterlas en la nevera un par de horas. Si seguís teniendo prisa, bastará con meterlas 15 minutos en el congelador tapadas con papel de aluminio.

Fundir el chocolate negro al baño maría, bañar las bolitas en él y dejarlas enfriar sobre una bandeja forrada con papel de horno.

BombonesMatcha_4

Si queréis darles aspecto de trufas, pasados unos minutos, cuando el chocolate empiece a endurecer, podéis rebozar las bolitas en una mezcla a partes iguales de té matcha y azúcar glas y dejarlas enfriar del todo.

BombonesMatcha_5

Para tener bombones helados basta con guardarlos en el congelador en un recipiente hermético.

Como la miel actúa de conservante, podéis racionar los bombones y que os duren bastantes días… si lográis no sucumbir a la gula una vez los hayáis probado, porque aviso, ¡son adictivos!

BombonesMatcha_6

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


6 comentarios de “Bombones de té matcha

  1. Pingback: Bombones de té verde Matcha – "Que tu alimento sea tu medicina"

  2. Pingback: 4 razones para consumir té verde Matcha | Té Verde - ¿Cuáles son sus beneficios y propiedades?

  3. Pingback: Receta de Bombones de Café

    • Hola Jacqueline, gracias por la visita.
      El azúcar glas se usa mezclado a partes iguales con té matcha para rebozar los bombones una vez el chocolate exterior se empieza a endurecer. Así consigues que tengan el típico aspecto de las trufas.
      En la penúltima foto puedes ver un bombón rebozado.

      Puedes hacerlo sólo con té matcha, pero para mi gusto te quedaría una cubierta demasiado amarga, por eso conviene endulzarla un poco con el azúcar glas.

      Si finalmente los haces, cuéntame qué tal. 🙂

Agradecemos mucho si nos dejas un comentario