Aprende a cuidarte: Té, café, especias y miel.

 Vamos a hablar sobre alimentos placenteros que nos protegen de enfermedades neurodegenerativas, tienen propiedades antioxidantes y antisépticas. Lo que nos proporciona valiosos beneficios para la salud.

origin_3300238326

 

Té y café: unos estimulantes que pueden protegernos

Procedente de unas semillas originarias de Etiopía, el café es hoy en día la bebida más consumida del mundo. Los Españoles consumimos aproximádamente 4 kg por cabeza. Su ingrediente activo más sonado es la cafeína, cuyo contenido es de aproximadamente 115 mg por taza. Este activo también está presente en el chocolate (40 mg/30 g de chocolate negro), en el mate (70 mg/ taza) y refrescos de cola (43 mg/ lata)… y en el té, donde también podemos llamarle teína (45 mg por taza). Se recomienda tomar un máximo de 300mg para las mujeres y 400 mg para los hombres.

Últimamente el café ha sido objeto de numerosos estudios científicos, sobre enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, Alzheimer) y cáncer. Las estadísticas confirman que el riesgo de padecer Alzheimer fue menor para los grandes consumidores de café, de 3 a 5 tazas por día, en incluso superando la cantidad máxima recomendada. En cuanto al Parkinson, la cafeína potencia los efectos de la L-dopa, un precursor dopaminérgico utilizado en los tratamientos de sus síntomas. Por último, ciertos estudios han encontrado un efecto protector en el café contra ciertos tipos de cáncer (colon, mama, recto, hígado, piel y próstata).

En el té, un polifenol llamado galato de epigalocatequina, se ha empleado en estudios sobre el cáncer demostrándose su efecto protector en modelos animales y empleándose dosis superiores a las del consumo humano. Además de numerosos beneficios que sugieren otros estudios ya nombrados en este blog. Hay que tener en cuenta que su contenido de flavonoides disminuye la absorción de hierro y por ello, personas con carencia de este metal no deben combinarlo con otros alimentos.

Miel: el antiséptico natural

Más de 100 plantas en todo el mundo son polinizadas por las abejas para producir miel. Se utiliza como tónico y para aliviar el dolor de garganta, pero recientemente el interés de los investigadores ha florecido gracias las propiedades que ofrece como antiséptico.

Las propiedades de la miel se basan en sus características. El nectar de las flores es deshidratado por las abejas, que forman un producto con altos niveles de azúcar y un pH ácido que impide la proliferación de bacterias. Como antiséptico natural que es, se debe a que tiene una proteína que inhibe el crecimiento de bacterias y activa defensinas que fortalecen la inmunidad.

En medicina se utiliza la miel contra las úlceras de estómago y para facilitar la cicatrización de los tejidos. Un consejo muy útil, es cambiar la utilización azúcar blanco por miel, de forma que obtendremos unos minerales que el azúcar blanco no contiene.

Especias para sustituir la sal.

Las especias se encuentran en lo más alto del podio en cuanto a neutralización de radicales libres se refiere. Existe una medida llamada ORAC para medir la capacidad de absorción de radicales de oxígeno, es decir, se emplea para medir el potencial antioxidante de los alimentos en el cuerpo. En los datos ofrecidos a continuación podreis ver como el clavo es una de las especias más efectivas al respecto.

Clavo: 314.500 u de ORAC / 100g

Canela: 267.000 u de ORAC / 100g

Curcuma 159.000 u de ORAC / 100g

Otro uso beneficioso que tenemos que tener en cuenta sobre las especias es que podemos utilizarlas como sustitutas de la sal. Su buen sabor y su bajo o nulo contenido en cloruro de sodio (sal común), hacen de ellas unas sustitutas perfectas para la sal en casos de personas hipertensas. Debemos concienciarnos en disminuir la ingesta de sal, aprender a cocinar con especias y adaptar nuestro paladar a su consumo, es un buen paso para ello.

El fuerte aroma de las especias, se emplea a menudo para aumentar el consumo de muchos alimentos ricos en nutrientes, poco consumidos por consumidores grasos, salados y azucarados. El uso de especias en este tipo de alimentos (frutas y verduras) sirve para hacer más apetecible y aumentar la palatabilidad de este tipo de alimentos.

A todo esto hay que tener en cuenta una estimación que sugiere que si disminuyeramos a la mitad nuestra ingesta de sal, la tasa de accidentes cerebrovasculares se reduciría en un 23% y la tasa de enfermedades cardiovasculares en un 17%.

 

Fuente de la imagen: www.flickr.com/photos/sudhamshu

 

 

 

 

 

 

 

 


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario