Galletas integrales de avena para el desayuno

Hace un tiempo que no os proponemos galletas en el blog. En esta ocasión queremos proponeros unas deliciosas galletas integrales, tipo digestive, perfectas para acompañar al café del desayuno. ¿Vosotros cómo preferís ese primer café del día? Yo soy más de tés, pero cuando me apetece desayunar un café suelo tomarlo con leche.

Galletas Integrales tipo digestive

Los que nos leéis me habréis visto proponer muchas recetas para el desayuno y eso es porque soy una fan total de esa primera comida del día. Sé que hay controversia en cuanto a los desayunos. Están los que afirman que hay que desayunar sí o sí y los que apuestan por un café rápido y salen pitando. Luego están los que prefieren dulce y los que se decantan por lo salado. Lo importante es que si se desayuna, sea algo sano y equilibrado, intentando evitar los alimentos ultraprocesados e incluyendo algo de fruta, mejor si es de temporada.

Cómo preparar galletas integrales de avena tipo “digestive” para el desayuno.

Ingredientes:

  • 120 g de harina de trigo integral
  • 90 g de copos de avena
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 90 g de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
  • 65 g de azúcar moreno
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 45 ml de leche, o bebida vegetal

Galletas Integrales tipo digestive

Con estas cantidades, dependiento del tamaño, salen entre 15 y 21 galletas integrales.

Preparación:

Poner la mantequilla, o margarina si sois intolerantes a la lactosa o veganos, en un cuenco amplio y dejar que se ablande a temperatura ambiente. También se puede ablandar en microondas, a media potencia y en tandas de 10-15 segundos hasta que tenga textura pomada.

Añadir el azúcar y la esencia de vainilla y batir hasta obtener una crema homogénea.

Triturar ligeramente los copos de avena en un procesador de alimentos o batidora. Lo suyo es que no se haga harina, que queden tirando a enteros para que aporten textura a las galletas.

Mezclar la avena con la harina integral, la levadura química y la sal en otro cuenco.

Agregar los ingredientes secos al cuenco de la crema de mantequilla. Mezclar con un tenedor hasta obtener una masa desmigada y arenosa.

Galletas Integrales tipo digestive

Añadir la leche, remover un poco con el tenedor y compactar la masa formando una bola con las manos. Si la masa está demasiado seca y se desmorona, se puede añadir un poco más de leche, unos 15 ml más.

Galletas Integrales tipo digestive

Tapar con film y dejar enfriar en la nevera durante media hora.

Sacar la masa de la nevera y aplastarla un poco con las manos formando un disco. Estirarla con un rodillo sobre una superficie de trabajo enharinada hasta formar una plancha de 5 mm de grosor. Otra opción es poner la masa entre dos láminas de film transparente para estirarla con el rodillo sin que se pegue.

Cortar la plancha con cortapastas, mejor que sean de formas sencillas porque es una masa un poco quebradiza.

Colocar las galletas sobre una bandeja de horno cubierta con lámina de papel de hornear, con la ayuda de una espátula para evitar que se rompan.

Galletas Integrales tipo digestive

Si no tenéis cortapastas, hay la opción de formar bolas con la masa y aplastarlas directamente sobre la lámina de papel en la bandeja del horno.

Precalentar el horno a 180 ºC y hornear las galletas a esa misma temperatura durante 12 minutos, dependiendo del grosor, hasta que se empiecen a dorar por los bordes.

Galletas Integrales tipo digestive

Retirar del horno y dejar enfriar las galletas integrales sobre una rejilla.

Conservar guardadas en un recipiente hermético una vez hayan enfriado.

¡Espero que os gusten tanto como a mí!

Galletas Integrales tipo digestive

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario