Helado de té especias imperial

Hoy os traigo otra receta veraniega y facilita para emplear té en vuestros postres, ¿y qué postre apetece más en verano que un helado?
Lo malo de los helados es que para hacerlos en casa hace falta una heladera y no todos podemos tener una de esas maravillas en casa. Por supuesto hay alternativas, pero suelen ser bastante trabajosas, por eso esta receta de “falso helado” me ha encantado, porque aquí lo que le da la cremosidad es el plátano y no hay que montar nata, batir cada cierto tiempo para romper los cristales de hielo… sólo hay que mezclarlo todo, batir durante unos minutos y disfrutar.

Helado Te Especias Imperial y Platano (4)
Cuando leáis los ingredientes seguro que os recuerdan ligeramente al chai latte y es que justo en esa deliciosa bebida está inspirado, aromatizando leche con té especias imperial, una mezcla de la tienda que no podéis dejar de probar.

Helado Te Especias Imperial y Platano (3)

Comprobaréis que el jengibre fresco aporta un toque de “calor” inesperado pero que combina muy bien con el resto de sabores y la textura refrescante del helado.
Como siempre que hay especias de por medio, las cantidades son orientativas y podéis modificarlas a vuestro gusto, aunque os recomiendo no pasaros con el clavo, ya que puede acabar bloqueando el resto de sabores.

Una última recomendación, si tenéis niños en casa podéis hacer este helado apto para ellos sustituyendo el té por rooibos especiado, que también se puede infusionar en leche, y reduciendo la cantidad de jengibre, ya que quizá sea un sabor demasiado fuerte para ellos.

Ingredientes:

  • 3 plátanos medianos maduros (unos 300 g pelados)
  • 4 o 5 dátiles
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de clavo molido
  • 1 trocito de jengibre fresco (como de 1 cm)
  • 150 ml de leche o leche vegetal
  • 2 cucharaditas de hebras de té especias imperial

Opcional: caramelo líquido, sirope de chocolate, galletas de canela desmenuzadas…

Helado Te Especias Imperial y Platano (1)

Con estas cantidades os saldrán unas 4 raciones de helado.

Preparación:

Pelar y trocear los plátanos según el tamaño de vuestra batidora/picadora, si es muy potente o de las que permite picar hielo se pueden hacer trozos más grandes.

Ponerlos en un cuenco o plato, taparlos con film y llevar al congelador un mínimo de 4 horas, se puede dejar de un día para otro.

Infusionar el té en la leche caliente durante los 4 minutos que recomienda el paquete, filtrar y reservar 125 ml en la nevera en un recipiente hermético para que no adquiera sabores extraños.

Deshuesar y picar los dátiles.
Pelar y rallar el jengibre. La cantidad dependerá un poco de vuestros gustos, con 1 cm de raíz sale suave.

Añadir la canela, el clavo, el jengibre rallado y los dátiles a la leche infusionada y batir hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea.

Helado Te Especias Imperial y Platano (2)

Este paso se puede hacer con la leche fría, inmediatamente antes de preparar el helado, o con antelación mezclando los ingredientes con la leche caliente y dejando que enfríe, de esta forma los sabores y aromas serán más intensos.

Sacar el plátano del congelador y dejar atemperar unos 10 minutos. Poner en el vaso de la batidora/picadora junto con la crema especiada y batir hasta integrar todo en una crema espesa y sin grumos.

Este paso será más o menos laborioso dependiendo de la potencia de la batidora empleada, si no es de las pensadas para picar cosas duras, tendréis batir un poco, remover con una cuchara y sacar lo triturado de entre las cuchillas, volver a batir… Si en este tiempo el helado se derrite un poco, se puede meter en el congelador 10 o 15 minutos para que vuelva a coger cuerpo.

Repartir en cuencos, decorar con sirope de chocolate, caramelo líquido y/o trocitos de galletas desmenuzadas y ¡a comer!

Helado Te Especias Imperial y Platano (5)

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario