Sorbete de chocolate y té Hot Pakistaní

La propuesta que os traemos hoy es de contrastes, un sorbete de chocolate con sorpresa. Refresca pero arde, es dulce pero también picante. En resumen, os proponemos un helado, que además de mucho (pero mucho, mucho) chocolate, lleva nuestro té Hot Pakistaní que añade un fondo especiado y picante a la ecuación. ¿Os atrevéis?

Elaboración Sorbete de Chocolate Y Té

¿Cómo? ¿Que no conocéis el té Hot Pakistaní? Pues tenemos un post en el que os explicamos cómo Félix, el creador de Cafetearte, lo descubrió por casualidad. Y si como Félix sois fans del picante, mi compañera Etringita os ofrece un aperitivo ideal para acompañar este delicioso (y ardiente, muy ardiente) té, palomitas con curry, os animo a probarlas.

Té hot pakistaní Cafetearte

Si sois más de helados, pinchad en este enlace y descubrid la variedad de recetas que os hemos ido ofreciendo estos años. Estoy segura de que habrá más de una que os apetezca probar.

¿No sois de picante? Probad con el té Pakistaní, todo el sabor especiado y nada de chili. O, como siempre os digo, atreveos a innovar y probad la mezcla que más os guste. Eso sí, contadnos qué tal ha salido el experimento. 😉

Ingredientes para hacer sorbete de chocolate y té Hot Pakistaní:

  • Hot Pakistaní
  • 500 ml de agua
  • 60 g de cacao puro
  • 150 g de azúcar
  • 125 g de chocolate negro (70 % de cacao)
  • 1 pizca de sal
  • opcional: una pizca de cayena molida

Elaboración Sorbete de Chocolate Y Té

Con estas cantidades salen unos 600 ml de sorbete.

Cómo hacer sorbete de chocolate y té con heladera:

Llevar el agua a ebullición. Apartar la olla del fuego cuando hierva y añadir una cucharada generosa de té Hot Pakistaní. Dejar infundir el tiempo recomendado, en el caso de este té, 5 minutos. Yo dejé sólo 1 chili, si sois muy forofos del picante, podéis añadir 2 o los que os pida el cuerpo. 😉

Té Hot Pakistaní

Mientras, trocear el chocolate. Si tenéis tiempo y ganas, se puede rallar. Reservar.

Filtrar y devolver a la olla 450 ml de infusión resultante. Si falta se puede completar con agua.

Añadir el azúcar y el cacao y remover con unas varillas hasta que se disuelva todo bien.

Calentar la mezcla a fuego medio, removiendo hasta que alcance el punto de ebullición. Con que empiece a burbujear es suficiente, no hace falta que hierva a borbotones.

Elaboración Sorbete de Chocolate Y Té

Apartar del fuego y agregar el chocolate troceado. Dejar reposar un par de minutos y remover para ayudar a que se disuelva.

Añadir la sal y, si os gusta el picante, una pizca de cayena molida, removiendo bien para repartirlo por toda la crema. Podéis aprovechar y usar los chilis que vienen en la mezcla del té Hot Pakistaní. Yo usé uno, le quité las semillas y lo corté finito con unas tijeras de cocina, para que no hubiera trozos muy grandes.

Una vez que el chocolate se haya derretido por completo, dejar templar la mezcla y enfriar en la nevera durante al menos 12 horas.

Para hacer el helado con máquina, sólo hay que seguir las instrucciones de la heladera. El proceso de batido hasta que tiene una textura consistente dura entre 15 y 20 minutos.

Elaboración Sorbete de Chocolate Y Té

Pasar el sorbete de chocolate y té a un recipiente con tapa y dejar en el congelador un mínimo de 2 horas, para que adquiera firmeza.

Usar una cuchara para hacer bolas de sorbete, es más fácil si se moja la cuchara en agua caliente entre bola y bola.

Si el sorbete está demasiado duro y no se pueden hacer bolas con facilidad, dejar el recipiente a temperatura ambiente unos 15 minutos.

Se puede tomar solo o acompañarlo con fruta fresca, como cerezas, fresas o melocotón. ¡Vivan las frutas veraniegas!

Cómo hacer sorbete de chocolate y té sin heladera:

Si no tenéis heladera, no hay problema, todavía podéis disfrutar de un sorbete hecho a mano, o más fácil todavía, de ricos polos.
Para hacer el sorbete a mano, se mete la mezcla, ya fría, en el congelador en un recipiente con tapa. A las dos horas, cuando empieza a estar firme, se saca y se remueve bien con un tenedor o varillas para romper los cristales. Se vuelve a llevar al congelador y se repite el proceso cada media hora hasta que se hace difícil de remover. Dejar en el congelador otra hora como mínimo y pasado ese tiempo ya está listo para disfrutar.

Para los polos sólo hay que rellenar los moldes con la mezcla y congelar durante al menos 6 horas. Si no tenéis moldes, se pueden usar vasitos y pinchar los palitos a las dos horas. Si cubrís cada vasito con film transparente o papel de aluminio, al clavar el palito se mantendrá en su sitio sin problema.

¡A disfrutar del fuego helado!

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *