3 recetas con infusión de hibisco y zumo de piña

Con el veranito caluroso que estamos teniendo, queremos regalaros tres recetas refrescantes para combatir la ola de calor. ¿Tres? Pues sí, tres formas de utilizar una de nuestras nuevas infusiones. Son muy fáciles de hacer y con sólo dos ingredientes, infusión de hibisco y zumo de piña. ¿Y qué recetas son? Pues granizado, polos y hielos de hibisco para enfriar el zumo u otras bebidas. Perfecto ¿verdad?

Esta primavera lanzamos la infusión Sunrise Ruby, a sugerencia de mi compañera de recetas Etringita. La mezcla, que lleva manzana, hibisco y cáscara de naranja, en frío es deliciosa y refrescante. Estáis tardando en probarla si todavía no lo habéis hecho. También tenemos flores de hibisco y una mezcla de frutas del bosque con hibisco que creo que combinará muy bien con el sabor de la piña.

He probado esta infusión caliente, pero para mi gusto cuando está verdaderamente buena es en frío. Para ahorrarme los calores, la preparo por maceración en frío, dejándola en la nevera en una botella, como os explicamos en esta entrada. Para estas recetas es mejor que la infusión sea intensa, así que yo pongo un poquito más de infusión por litro de la que pondría para tomármela sola.

Ingredientes para las 3 recetas

  • Infusión de hibisco
  • zumo de piña

Cómo preparar granizado de piña con infusión de hibisco

Congelar el zumo de piña en una cubitera.

Picar los hielos en una batidora de vaso o en el accesorio picador hasta obtener el granizado.

Verter el granizado en un vaso hasta 2/3 más o menos de altura y agregar infusión de hibisco fría hasta completar.

Remover y disfrutar de un granizado delicioso.

Variantes:

Hacer cubitos de infusión de hibisco, picar hasta obtener el granizado y añadir zumo de piña bien frío al final.

Con granizado de limón también estará bueno, así que probad sin miedo. 😉

Cómo preparar polos de piña e hibisco

Mezclar zumo de piña con infusión de hibisco, 3 partes de zumo y una de infusión.

Rellenar los moldes para polos y congelar hasta que se hayan endurecido por completo, un mínimo de 4 horas.

Para desmoldar los polos basta con mojar el exterior del molde o vasito bajo un chorro de agua fría o tibia.

También se pueden usar vasitos de plástico y palitos de madera. Tenéis las instrucciones para hacer polos de esta manera en aquí.

Variantes:

Creo que puede funcionar usar piña natural triturada en lugar de zumo, para darle más cuerpo y textura a los polos.

Cómo hacer hielos de hibisco para zumos y otras bebidas

Hacer infusión fuerte de hibisco, llenar una cubitera y congelar durante al menos 3 horas.

Llenar dos tercios de cada vaso con zumo de piña bien frío, añadir hielos de hibisco hasta llenar el vaso y dejar reposar 5 minutos para que empiecen a fundirse y a teñir el zumo.

Variantes:

Estos hielos funcionan muy bien con refresco de limón, y también combinan de lujo con zumo de naranja.

No he probado, pero creo que puede funcionar utilizar hielos de hibisco para versionar y darle color a la típica piña colada e incluso a un gin-tonic. Será cuestión de experimentar.

 

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *