Hablemos de amor

Hablemos de amor.

Pero no del amor cursi que tanto se pregona cada San Valentín.

Hablemos del amor de verdad. Del que sentimos todos sin excepción en menor o mayor medida.

Hablemos del amor que sientes por la persona que te trajo al mundo o te crio, o de la inconmensurable pasión que vives por tu hij@.

El que percibes cuando brindas con esos amigos con los que has crecido y te conocen y te aceptan con tus luces y tus sombras. Hablemos del que has sentido con el primer beso, el primer sexo, cuando recién te enamoraste de ese alguien con el que hoy celebras. Hablemos de cómo ha ido cambiando ese amor a lo largo del tiempo, pero que sigue siendo amor.

 

dos amigas en un paisaje, san valentin, cafe te arte

 

Conversemos sobre el amor por tu perro, o de cuando simplemente levantas la vista y ves esa bandada de pájaros que vuelan simétricos hacia un horizonte.

Hablemos de la plenitud que experimentas cuando haces ese trabajo que te encanta; del infinito que sientes cuando conoces un lugar nuevo, te sitúas frente a un paisaje maravilloso y abres los brazos y esa energía alrededor pareciera que forma parte de ti y tú de ella. Charlemos sobre el amor por un momento específico del día, el sofá, la canción de fondo, la taza de té, el libro.

Hablemos del amor tierno por tus abuelos, del amor entrañable por tu mejor amig@, del amor apasionado por la conquista de la noche pasada.

Te proponemos hablar de amor. Del amor en todas sus vertientes porque en realidad es el que necesitamos. Del amor que nos da vida y no se queda en una frase pastelosa por San Valentín.

 

pareja mirandose, san valentin cafe te arte

 

Hablemos de él y proponte practicarlo, hacerlo a diario, y si quieres, celebrarlo este 14 de febrero de la manera que sea y con quien quieras. Son tantos los tipos de amor como opciones para crear una velada especial. Respira profundo entonces, dos, tres veces, piensa en el amor que experimentas cada día. Y decide.

 

En Café Té Arte nos gusta celebrar ese tipo de amor y por eso te sugerimos ejercitarlo, no porque no lo hagas, seguro que lo sientes y lo vives, es solo que a veces, con las prisas diarias, se nos olvida detenernos un momento a saborear la sensación que deja poder experimentarlo.

Este año por San Valentín te proponemos practicar el sentir cualquier forma de amor y celebrarlo, acompañado quizás con una de nuestras bebidas, como por ejemplo, un té rojo o pu-erh con avellana caramelizada, con ese aroma a dulce y tostado que percibirás solo al abrir la bolsa, y después de preparar las tazas, el gusto reconfortante del té, el toque de la avellana en el paladar. El olor, el sabor, los sentidos.

una taza de te y un libro, san valentin cafe te arte

 

O también puede ser un rooibos de chocolate y  naranja si no quieres teína. Es la versión más demandada de esta bebida, y es que el contraste del chocolate y la naranja conquista por la nariz y sigue en la boca. Son pocos los que se resisten a esta combinación, y una taza así suena a descanso, a conversación duradera. A vida.

Ver toda la carta de Tés e Infusiones

Aunque la ocasión no tiene que estar acompañada con té necesariamente.

Irá depende del momento, de la hora. Un día tiene 24. La celebración puede comenzar por la mañana con una taza de café de origen, de esos que dan ganas de alargar el desayuno hasta la hora del aperitivo. Te sugerimos el Honduras que tenemos en la tienda, Honduras Marcala, con un olor afrutado que os terminará de dibujar la sonrisa, y el punto justo de acidez que debe tener un buen café.

 

taza de cafe con granos, san valentin cafe te arte

Ver toda la carta de Cafés

Y si quieres una versión más especial para ese día prueba el Honduras Marcala verde sin tostar, lo mueles al momento y lo preparas, te gustará el aroma a frutos secos que desprende y su gusto suave con toque amargo.

 

El objetivo final de todo esto es hablar, comunicarnos; intercambiar palabras porque transmitimos y nos transmiten a través de ellas. El amor se comunica por esa vía, igual que a través de los gestos con que acompañemos las palabras. También los silencios que haya entre ellas.

Tiene muchos matices el amor, depende de hacia quienes lo sentimos, de cómo lo sentimos, de cómo lo comunicamos. Una bebida en una taza puede ser una buena forma para hablar de amor.

 

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastrorredactora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *