¿Conoces los beneficios del té kombucha?

Es la bebida de moda entre quienes se cuidan y son aficionados a los alimentos healthy. No obstante, ya sabes que si te hablamos del té kombucha en Café Té Arte es porque, independientemente de las tendencias, realmente creemos en sus beneficios para la salud, de hecho, lo tomamos con frecuencia en la tienda.

Si aún no lo conoces te lo presentamos: el té kombucha es una bebida fermentada con un sabor ácido y refrescante que se obtiene de la mezcla de té puro y azúcar fermentada con una colonia simbiótica de bacterias y levaduras llamada  SCOBY (Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast).

Esta colonia convierte durante el proceso de fermentación el azúcar en glucosa y fructosa, obteniendo después elementos en el líquido como vitaminas, enzimas y ácidos que benefician la salud.

Su origen es chino, las primeras menciones al hongo del té datan de la dinastía Tsin, en el año 221 A.C., luego su consumo se fue extendiendo a otros países de Asia y Europa por sus propiedades probióticas. Sin embargo, el nombre probablemente venga de Japón, donde kombu (昆布) significa alga, y cha (茶) significa té: té de alga, debido a su parecido. En China recibe el nombre de jon cha chin, u hongo de té rojo.

Foto del Kombucha casero de Félix

Los beneficios del té kombucha

 

Últimamente el consumo de té kombucha se ha extendido por la influencia de famosos que lo beben con frecuencia. Y es que, aunque todavía no hay muchos estudios científicos que lo avalen, las pruebas que se han realizado hasta ahora y sobre todo, los testimonios de quienes lo beben destacan sus múltiples propiedades:

  • Fortalece el sistema inmunológico y es una bebida muy rica en antioxidantes.
  • Contiene vitaminas B y enzimas digestivas. La vitamina B ayuda a mejorar los niveles de energía, nuestra salud cardíaca, a reducir la ansiedad y el estrés y a mejorar la memoria.  
  • Sus enzimas digestivas ayudan a desintegrar la comida en moléculas más pequeñas por lo que los nutrientes son absorbidos más fácilmente por nuestro cuerpo. 
  • Tiene altos niveles de glucosamina, que ayuda a combatir la artritis y a disminuir el dolor de articulaciones.
  • Gracias a sus probióticos, facilita la desintoxicación del cuerpo ayudando a mejorar la función hepática.
  • Usado de forma externa, aplicado en el cabello fortalece el cuero cabelludo y aclara el color.
  • Disminuye  los dolores premenstruales

 

Dónde consigues té kombucha

 

Si ya te estás animando a probar esta bebida, puedes comprarla lista o hacerla tú mism@ en casa. Para la primera opción hemos traído recientemente a nuestra tienda una marca de Kombucha artesana y con ingredientes bio: Captain Kombucha.

Bebida Captain Kombucha

Bebidas Captain Kombucha

Tenemos 5 opciones de sabores, el original, el picante con cayena añadida y 3 aromatizados con frutas: piña y melocotón, frambuesa y coco

 

Quiero té kombucha

 

Y si quieres prepararlo te lo explicamos. Félix lo hace en casa y recomienda emplear siempre tés puros de la mejor calidad, él lo elabora con té negro, pero también puedes hacerlo con verde o rojo y hasta con rooibos.

Cómo hacer té kombucha

 

Utensilios e ingredientes:

  • 1 frasco de cristal
  • 1 paño de cocina
  • 1 goma elástica
  • Agua
  • 2 o 3 medidas de té
  • ¼ de taza de azúcar blanco
  • 1 SCOBY
  • 1 cultivo iniciador, si no tienes, vinagre de manzana

 

Foto del Kombucha casero de Félix

Preparación:

Pon el agua a calentar hasta llevarla a la temperatura adecuada para el té que estás empleando. Apaga el fuego e introduce el té con un infusor, deja reposar el tiempo necesario según el tipo de té. Añade el azúcar y remueve bien hasta que se disuelva.

Deja enfriar cubriéndolo con el paño. Cuando esté a temperatura ambiente traslada el líquido al frasco. Agrega el SCOBY y el cultivo iniciador. Tapa con el paño y cierra sujetando con la goma.

Pon el frasco en un lugar fuera de la luz solar a una temperatura entre 23 y 27 grados durante 10 días y tendrás  lista tu bebida.

Importante

 

  • Toma en cuenta que mientras más tiempo pase fermentando más acidez tendrá el líquido, así que si prefieres más dulzor probablemente con una semana bastará, ve probando con una pajita. Igual con el alcohol que generan las levaduras, mientras más días fermente se obtendrá más alcohol, aunque no suele superar el 1%.
  • Ten cuidado con la higiene para evitar contaminación de otro hongo en la elaboración. Procura que tus utensilios estén bien limpios igual que tus manos.
  • No es aconsejable que tomen té kombucha personas con un sistema inmunitario débil, con problemas hepáticos o diabéticos.
  • Cada vez que preparas kombucha te quedará una SCOBY que puedes conservar y hacer crecer en un té kombucha restante y que luego puedes emplear para una siguiente preparación.

Y con esto terminamos. Anímate a probar té kombucha ya sea comprado o hecho en casa, si eres aficionado al té seguro que te encantará su sabor.

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastrorredactora.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario