6 mitos sobre el té

No es mentira que existen unos cuantos mitos sobre el té.

Lo vivimos en la tienda con frecuencia. Cuando nos preguntan de forma repetida sobre algunas supuestas verdades o nos piden aclaraciones sobre comentarios que escuchan.

Por eso hemos querido reunir algunos de esos mitos que se repiten sobre el té y aclarar lo que has escuchado.

6 afirmaciones sobre el té que no son ciertas

1. Todas las hierbas hechas en infusión son té.

 

Ya hemos hablado sobre este punto anteriormente, pero insistimos en ello dadas las frecuentes dudas que genera.

Internet tampoco ayuda, son múltiples los artículos en la Red con títulos como té de rooibos o té de manzanilla, para referirse a estas infusiones que no son té.

El té, negro, rojo, verde u oloong, se extrae de una planta llamada Camellia sinensis. Las demás hierbas que se toman en agua caliente provienen de otras plantas como el rooibos (Aspalathus linearis), la manzanilla (Chamaemelum nobile), el poleo (Mentha pulegium) etc., por lo tanto no son té.

El té es un tipo de infusión, pero no todas las infusiones son té

2. Es igual el té en bolsitas que el té a granel

 

Lo que tienen en común es que ambos formatos son té.

Pero las hojas del té en bolsitas han tenido que ser cortadas tanto que prácticamente lo que contienen es polvo, y eso hace que sea mucho menos fresco.

El té a granel conserva mejor sus propiedades al ser menos intervenido, por esta misma razón es de más calidad y su sabor es mejor.

 

mitos sobre el té, te verde, te en bolsitas

Té en bolsitas

 

3. Estrujar la bolsita dentro de la taza antes de sacarla dará más sabor.

 

Mucha gente que toma té en bolsita, al sacarla de la taza, la estruja primero para que salga el líquido restante.

El té contiene taninos, es lo que le da amargor a la bebida, y si es de baja calidad, como suele ser el de las bolsitas, al exprimir estás extrayendo el residuo de taninos que queda en el contenedor, lo que hará más amargo el líquido.

Conclusión, si bebes té en bolsita, no la estrujes al sacarla.

4. El té tiene un sabor amargo desagradable

 

No a todas las personas les gusta el té.

Pero también puede suceder que la percepción se deba a que ha probado tés de mala calidad.

Como hemos dicho arriba, el té contiene taninos, compuestos químicos presentes en las hojas que generan un gusto amargo y su característico tono oscuro.

Cuando estas hojas han sido muy trituradas su contenido de taninos es más alto, y por tanto contiene más amargor.

Prueba un té de calidad antes de afirmar que no te gusta. Quizás tu opinión cambie.

5. Tomar té te hará bajar de peso

 

Se ha abusado mucho de esta afirmación en los últimos años y no es cierta.

El té ayuda a bajar de peso, pero no es un elemento adelgazante por sí mismo.

Los tés producen un efecto saciante y son una alternativa sana a las bebidas azucaradas, por esta razón, son un recurso perfecto para beber entre comidas.

Asimismo, tienen propiedades diuréticas, sobre todo el verde y el rojo, lo que te ayudará a desechar líquidos.

 

mitos sobre el te, te verde, para que sirve el te verde, té en bolsitas

Mitos sobre el té

 

6. El té contribuye al el proceso intestinal

 

Se trata de una afirmación frecuente y poco cierta.

El té es una bebida relajante y con múltiples beneficios, pero no sirve para el estreñimiento, de hecho, el té en bolsitas suele ser más astrigente y áspero y alguna vez nos han comentado que dificulta las visitas al baño.

 

Quiero ver té

 

¿Tienes otra duda respecto al té que no hayamos mencionado? Solo dinos y te responderemos con gusto.

Esta entrada es una colaboración de Laura Vivas, autora del blog La Gastroredactora.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario