Los peligros de comprar té online

 

te_bolsitas

Un reciente acontecimiento relacionado con el té verde, encabezó los titulares de informes médicos que publica el British Medical Journal.

Antes de entrar en esta historia, es necesario que conozcáis algunos aspectos sobre el comercio del té que vamos a mostrar a continuación:

Para que una empresa pueda comerciar té legalmente, es necesario que el producto cumpla unos estándares internacionales que se aplican en modo de controles de calidad. Es frecuente, que tras los estudios de calidad, cargamentos enteros de té sean descartados y privados de cualquier certificación. Normalmente por la presencia de contaminantes y/o aditivos por encima del umbral permitido.

Un certificado de calidad muy importante es el otorgado por la Organización Internacional de Normalización, más conocida por sus siglas ISO. Si un productor de té no consigue este certificado para su producto, le será imposible exportarlo, al menos legalmente.

¿Pero que pasa con todas esas toneladas de té que no han pasado los controles de calidad? ¿Se siguen vendiendo?

Desgraciadamente si, algunas empresas desaprensivas se aprovechan de esta situación y montan tiendas online en las que ofrecen este té de mala calidad, peligroso para la salud, tanto a largo plazo, como a corto plazo. “Nadie vende duros a cuatro pesetas” y por lo tanto podemos empezar a sospechar de estas páginas cuando el precio del té está por debajo de lo considerado normal.

El informe médico publicado en el British Medical Journal

Una joven de 16 años contrajo una infección grave de hígado tras consumir diariamente tres tazas de té verde durante 3 meses seguidos.

La chica acudió al médico con fuertes dolores de cabeza, problemas en articulaciones, vértigo y dolores de estómago. Tras atribuir estas dolencias a una infección urinaria, la chica regresó a su hogar. Poco después volvió a urgencias del hospital con sus ojos y piel de color amarillo. No había ninguna duda de que la chica padecía una hepatitis.

Tras descartar el consumo de drogas, medicamentos, alcohol y otras causas de hepatitis. Se llegó a la conclusión de que esta enfermedad era debida al consumo de té verde, que normalmente es seguro para el hígado. Tras detener el consumo de té, la hepatitis remitió.

El té verde que compró la chica por internet, no era un té verde normal, estaba etiquetado como “Té verde para perder peso”. Un té en bolsitas enviado directamente desde China. La empresa que lo comercializaba era una empresa pirata, es decir, un tienda online que no mostraba su verdadera identidad, dirección física o información de contacto.

Tras conocer este hecho, los médicos sospecharon que la causa de la enfermedad no fue el té verde, fueron los aditivos o contaminantes que seguramente contenía este té sin ninguna certificación de calidad. Tras dejar de consumirlo, la enfermedad remitió.
http://casereports.bmj.com/content/2015/bcr-2014-208534.abstract

Compra té y productos alimenticios a páginas de confianza

El caso que hemos contado anteriormente, no es el único, simplemente es el más sonado. Seguramente han habido casos similares que no han llegado a publicarse o que ni siquiera han atribuido la enfermedad a un té contaminado.

Para evitar situaciones similares, es importante que tengas en cuenta los siguientes puntos:

  • Desconfía de vendedores que ofrecen productos a un precio por debajo de lo normal.
  • Compra té a empresas nacionales o europeas. Que la web esté en español, no significa que sea una empresa española. Mira bien los apartados de contacto y avisos legales.
  • Evita las tiendas o plataformas online que envían desde China. No suelen ofrecer ninguna garantía y están plagadas de tés que no han superado los controles de calidad. Operan normalmente desde el anonimato y es imposible exigir responsabilidades.

Desde Cafetearte esperamos que esta información sea de utilidad y ayude a prevenir situaciones que pongan en riesgo la salud de los consumidores de té y la propia reputación del té.

 

 

.

 

 


2 comentarios de “Los peligros de comprar té online

  1. Dita v. Delapluma dice:

    Hace más de… yo creo que ya más de cinco años que os hago un pedido mensual. Y lo hago por que en su momento, aquélla primera vez que busqué té por internet, me dísteis confianza, un buen servicio y un producto muy bueno, pero antes de decantarme por vosotros, me encontré muchísimas tiendas (la mayoría ni existen ya) que vendían el té a dos euros los cien gramos, o menos, o que pedían quince euros de gastos de envío, porque decían que el té venía poco más o menos de Júpiter o por ahí… Tiendas que no te decían qué ingredientes llevaban los tés, o que decían que mandaban las bolsas sueltas, sin ningún tipo de etiquetado. Webs que, misteriosamente, no tenían ningún apartado de contacto, o que si lo tenían, era una dirección que rebotaba los correos. Que si buscabas en google “tienda tal quejas”, salían páginas a porrillo.

    Comprando por internet (como en todo) hay que tener cuidadito, claro… pero con lo que nos llevamos a la boca, MÁS. Yo, seré aprensiva, o seré tiquismiquis, pero todo lo que lleva la coletilla “para perder peso”, “para adelgazar”… ya me empieza a sonar mal. Algo puede ser una ayudita en el proceso de adelgazamiento, no digo que no… pero nadie adelgaza tomando un producto X sin hacer ejercicio y/o cambios en la dieta, y siendo supervisado por un médico.

    • Café Té Arte dice:

      Tienes toda la razón, no existen productos milagro. Para perder peso es fundamental llevar una buena alimentación, hacer ejercicio, etc. Y en la mayoría de los casos lo mejor es que te supervise un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *