Gofres rosas de remolacha y naranja

Espero que os gusten los gofres y que, como a mí, os guste comer bonito, porque la receta de hoy va de eso, de gofres bonitos, concretamente de un rabioso color rosa de origen natural. ¿Qué os parece la propuesta? Si sois más tradicionales, mi compañera Etringita publicó otra receta de gofres en el blog que también os recomiendo mucho.

Hace unos meses la tienda se llenó de unicornios ¿se ha colado alguno en vuestra casa? En la mía sí, y nada más llegar me pidieron algo de comer que estuviese a la altura de su magia.

Mezcla infusión

Comprar Infusión Arre Unicornio

Con una taza calentita en la mano, paladando el regusto dulce que deja la infusión se me ocurrió usar alguno de los ingredientes de la mezcla en unos gofres. ¿Manzana, zanahoria, remolacha, fresa…? Un momento… ¿remolacha? ¿Y si hago algo que sea rosa como la mitad de esta manada de criaturas míticas? Y así empezó el camino que me llevó a comerme unos gofres rosas, MUY ROSAS, sin ni una gota de colorante alimentario.

Por suerte parece que a los unicornios les han encantado, ¿os animáis a probarlos?

Si no tenéis gofrera, no os preocupéis, hay solución, podéis preparar tortitas, al final os explico qué debéis hacer.

Cómo hacer gofres rosas de remolacha y naranja

Ingredientes:

  • 200 g de harina de trigo
  • 60 g de mantequilla o margarina
  • 40 g de azúcar
  • 2 huevos medianos
  • 1/2 cucharada de levadura química
  • 1 remolacha mediana (unos 120 g pelada)
  • zumo de naranja
  • ralladura de piel de naranja

Con estos ingredientes salen unos 6 – 8 gofres, dependiendo del tamaño de la gofrera.

Preparación:

En primer lugar, lavar bien la remolacha, pelarla y cortarla en trozos, con cuidado porque mancha bastante.

Exprimir dos naranjas y poner el zumo junto con la remolacha troceada en el vaso de la picadora o batidora. Batir hasta que no queden trozos de remolacha, bajando lo que se pegue a las paredes del vaso con una espátula.

Si no es suficiente, completar con zumo de naranja hasta llegar a los 300 ml de puré. Reservar.

Derretir la mantequilla en el microondas, en tandas de 10 segundos a media potencia, o al baño maría.

Tamizar en un cuenco la harina con la levadura química. Añadir el azúcar y remover un poco.

Agregar la mantequilla derretida, los huevos ligeramente batidos, la ralladura de piel de naranja y el puré. Remover todo con un tenedor o unas varillas hasta tener una masa homogénea.

Tapar el cuenco y dejar reposar durante una media hora para que los gofres sean más esponjosos.

Precalentar la gofrera y usarla para hacer los gofres según instrucciones del fabricante. La mía tiene marcados 5 tramos y yo suelo ponerla en el 4, coloco 2 cucharadas colmadas de masa y bajo la tapa apretando un poco para que se reparta. Con mi modelo de gofrera salen 6 gofres con las cantidades que os indico arriba.

Al sacar los gofres, si no os los vais a comer inmediatamente, es mejor dejar que se enfríen sobre una rejilla para que no se humedezcan por debajo y mantengan la corteza crujiente.

Se pueden comer tal cual pero también se me ocurre acompañarlos de nata, sirope de chocolate, helado… o lo que se os ocurra. Y si sobran podéis guardarlos en la nevera envueltos en film transparente, o incluso congelarlos para otro día.

Variante para tortitas:

Se hacen igual que si fuera masa para gofres, sólo hay que reducir la cantidad de remolacha a  80 g y completar hasta los 300 ml con zumo de naranja, ya que hace falta que la masa sea más líquida.

Después de dejar reposar la masa, no tenéis que poner una sartén antiadherente a fuego medio. Una vez caliente, volcar una cucharada de masa. Irán apareciendo burbujas en la cara superior, cuando el centro haya perdido humedad, dar la vuelta con una espátula. El otro lado se hará antes porque ya está casi seco.

¡Buen provecho!

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


Un comentario de “Gofres rosas de remolacha y naranja

  1. Dime que ningún unicornio ha sido dañado durante el proceso de elaboración de esta receta. ¡Dímelo! Jajaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *