Helado de té blanco Noches de Toronto

Cada verano os proponemos nuevas formas de disfrutar de la forma más refrescante de vuestros tés favoritos… ¿Os apetece un helado de té o sois más de té helado?

Si os encanta el té pero os puede la gula y os morís por matar el calor con una buena bola de helado… Entonces hoy estáis de suerte, os traemos una receta de helado de té. Podéis utilizarla como base para experimentar, sólo tendréis que usar vuestra variedad favorita de té aromatizado.

Helado Té Blanco Noches De Toronto (5)

En esta ocasión yo me he decantado por el Té blanco Noches de Toronto. Reconozco que me llamó la atención por su nombre tan evocador, pero fue su increíble sabor y aroma a canela, almendras y hierba limón lo que acabó de convencerme de que era el candidato idóneo para un helado de té. Creedme, vale mucho la pena probar esta variedad.

Té Blanco Noches De Toronto

Cómo preparar helado de té con heladera

Ingredientes:

Helado de Té Blanco Noches De Toronto (1)

Con estas cantidades salen unas 6 raciones de helado.

Preparación:

Mezclar la nata con la leche y calentar en una olla sin dejar que hierva.

Apartar del fuego una vez caliente, añadir el té blanco, remover y dejar reposar entre 30 y 45 minutos.

Helado de Té Blanco Noches De Toronto (3)

Pasado este tiempo, filtrar y devolver a la olla.

En un cuenco mediano, batir las yemas con el azúcar blanco y el invertido. Reservar.

Poner al fuego la mezcla aromatizada con té. Una vez caliente, separar una taza y añadirla poco a poco al cuenco de las yemas, removiendo con unas varillas para combinarlo todo bien.

Incorporar el contenido del cuenco a la olla y cocer a fuego suave sin dejar de remover con una cuchara de madera, para evitar que se cuajen las yemas, hasta que la crema espese. Está listo cuando la crema cubre, o napa, el dorso de la cuchara de madera, y al pasar el dedo se queda marcado el rastro.

Llenar de hielos y agua fría un cuenco grande

Verter la crema en un cuenco mediano y colocar sobre el hielo, removiendo con unas varillas para enfriarla.

Helado Té Blanco Noches De Toronto (4)

Una vez fría la mezcla, tapar con film y dejar reposar en la nevera al menos dos horas.

Seguir las instrucciones de la heladera para mantecar la crema de té blanco. El proceso de batido y mantecado generalmente dura entre 15 y 20 minutos, hasta que tiene textura cremosa y consistente.

Pasar el helado de té a un recipiente con tapa y dejar en el congelador un mínimo de 2 horas, para que acabe de coger cuerpo

Para hacer bolas de helado, se moja la cuchara en agua caliente entre bola y bola.

Si está muy duro para sacar raciones, dejar el recipiente con el helado a temperatura ambiente unos 10 minutos.

Se puede acompañar de sirope de chocolate, un poco de caramelo líquido, crocanti de almendras… pero la verdad es que solo está buenísimo.

Helado Té Blanco Noches De Toronto (6)

También se puede hacer a mano, sin heladera:

Después del reposo, se mete la crema en el congelador en un recipiente con tapa. A la media hora se saca, y se remueve bien para romper los cristales. Se vuelve a llevar al congelador y se repite el proceso cada media hora hasta que el helado endurece y ya no se puede remover. Suele llevar unas 3 horas.

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


Agradecemos mucho si nos dejas un comentario