El Rooibos, infusión relajante – El “Té” de los niños.

Lo primero que debemos indicar, es que el Rooibos no es un Té.
La infusión del Té se obtiene de la Camelia Sinensis, mientras que la infusión de Rooibos la obtenemos del Asphalatus Linearis. Son dos plantas completamente diferentes, aunque comparten algunas propiedades.

Entre las múltiples propiedades que tiene el Rooibos, está la de  ayudar en trastornos digestivos y estomacales, tener un efecto antioxidante y ayuda a combatir los radicales libres o favorecer a la nutrición general del organismo y reforzar nuestra salud.

El Rooibos ayuda a dormir

El Rooibos ayuda a dormir

Pero la propiedad que queremos destacar ahora es la de ser una infusión libre de teína o cafeína, teofilina o alcaloides. Esto la hace ideal para que la tomen los niños, ancianos o personas con problemas nerviosos o de hipertensión.

Es una bebida que la pueden disfrutar tanto fría. Siendo un buen sustituto de los refrescos industriales, que como norma general contienen una alta cantidad de azúcares. Como caliente en forma de infusión, ideal para tomar después de la comida para que les ayude a hacer la digestión.

Si vamos a preparar el Rooibos frío a modo de refresco, necesitaremos una jarra grande, de al menos 1L que llenaremos de agua. Introduciremos en su interior 4-5 cucharadas tamaño postre de hojas de Rooibos ya sea puro o Rooibos aromatizado con algún sabor y añadiremos aproximadamente el equivalente a otras 4 cucharadas de Sirope de Agave. Después de remover la mezcla, introduciremos en la nevera aproximadamente 12 horas. Posteriormente lo colaremos, ayudados de un filtro o colador y nuestro refresco sano y natural ya está listo. Podemos guardarlo en la nevera unos 2-3 días. Este refresco al no contener excesos de azúcares, saciara la sed de nuestros hijos en los calurosos días de verano.

Para consumirlo a modo de tisana o infusión caliente, necesitaremos la ayuda de un filtro de Té o colador donde pondremos una cucharada de postre de hojas y este en el interior de una taza donde añadiremos agua caliente a punto de ebullición. Pasados 5 min, extraeremos el colador o infusor, edulcoramos con sirope de agave y tenemos nuestra infusión lista para el disfrute de nuestros hijos.

Si acostumbramos a nuestros hijos a terminar la comida con una infusión de Rooibos, les educaremos en un estilo de vida saludable y sano. Y nos olvidaremos de las bebidas excitantes con alto contenido en azucares industriales.


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


4 comentarios de “El Rooibos, infusión relajante – El “Té” de los niños.

  1. Pingback: Infusiones que ayudan a dormir bien

  2. Pingback: ¿Pueden tomar té los niños?. Una pregunta habitual de los padres

Agradecemos mucho si nos dejas un comentario