Al hilo del Street Art

Al hilo del post sobre el Street Art que escribí en mi blog, he decidido escribir este hablando un poco sobre algunos nombres españoles del Arte Urbano y el Graffiti.

Es un pequeño recorrido a modo de introducción, centrado sobre todo en Madrid,  para ver si os pica el gusanillo!

El primero sobre el que quiero hablar es el grafitero Muelle que despuntó en la década de los 80′, considerado el mas importante y que sería espejo para otros durante mas de 30 años después.

 

 

 

Su estilo, fue denominado como graffiti autóctono madrileño o graffiti flechero, (por la forma en la que acaba la firma, que creó tendencia en pocos meses, y muchos empezaron a imitar.

Los que lo imitaron, los llamados flecheros, centraban sus obras en su firma o apodo que repetían siempre de forma idéntica. Otros realizaban sus obras bajo el influjo del graffiti neoyorquino.

Sus firmas poblaron Madrid durante los 80′ y los 90′, sobre todo podían verse en vagones de metro, vallas publicitarias abandonadas o paredes que les servían de soporte, algunos nombres de este momento fueron: Alien que pintaba sobre todo en Campamento, David Pozuelo que acompañaba su nombre con el de la localidad donde residía, Chete en el Barrio de El Pilar, Boy en la zona del Rastro y Puerta de Toledo, Anteno y Fosi en Usera, Jys en la zona de Marqués de Vadillo…

En los años 90′ continua la expansión del gaffiti centrada sobre todo en las periferias de las grandes ciudades  y comienza a surgir una temática política y social.

A mediados de esta década, los grafiteros autóctonos empiezan a desaparecer y solo quedarán activos algunos nuevos grupos que se dedicarán a hacer obras en festivales o grandes murales autorizados, desapareciendo así el ideal romántico del grafitti furtivo, creado por la noche con los amigos del barrio, y el movimiento encabezado por el Muelle comienza a tambalearse.

En esta época muchos artistas españoles empiezan a tener fama y ser reclamados en festivales europeos de Arte Urbano.

Los Reyes del Mambo, CEX, KR2 o ACME van tomando impulso, aparecen las primeras pintadas de Suso33 y de Kapi en Barcelona, que serán claves en años posteriores.

 Obra de Suso33

Hacia 1996 surge un efecto empresarial y artístico llamado el Efecto Montana: En 1994 Jordi Rubio, perteneciente al mundo empresarial de las pinturas, monta un negocio con Miquel Galea centrado en la venta de sprays.

Jordi que conocía a grafiteros como Kapi o Moockie, descubre un mercado que hasta ahora nadie había explotado, crea una nueva empresa , Montana Colors, dedicada a fabricar sprays específicos para el graffiti con buenos precios y una gama de colores muy amplia, ah! y unas nuevas válvulas, (bueno, bonito y barato, perfecto!). El Efecto Montana revoluciona el graffiti.

Un año después ya vendían fuera de España. Ahora tienen 12 tiendas por varios países, y promocionan el trabajo de artistas urbanos con exposiciones y eventos.

A finales de los 90′ y principios de la década de 2000, la presencia artística de los grafiteros se mantiene de manera desigual, hay unas nuevas leyes antigraffiti…

Pero este inicio de siglo hará que resurjan las ganas de crear ayudados por internet que ayuda a difundir obras y proyectar mensajes, la aparición de estudios y fanzines sobre el graffiti

Paralelamente en estos años, surge otro tipo de artista más conceptual que es lo que se llama Postgraffiti, Arte Urbano o Street Art. Lo que se repetirá ya no será un nombre sino un estilo  o un motivo reconocible.

El Postgraffiti tiene un mensaje y el espectador está invitado a descifrarlo.

Empiezan a sonar en el circuito internacional Bansky, Obay o Ivader, en España cohabitarán dos corrientes: los artistas urbanos y los grafiteros autóctonos o con influencias del graffiti neoyorquino.

 Obra de Bansky

Y bueno, todos nos hacemos mayores y…llegó la hora de ir al museo!

En 2006 se crea el Museo Urbano del Graffiti en Leganés.

El mercado del Arte comienza a fijarse en alguno de estos artistas, la Tate Modern en 2008 organiza la primera gran exposición de este tipo de creadores. Como parte de esta exposición se organiza el Street Art Walking Tour, en el que artistas como 3TTMan, Spok o Nuria Mora, intervinieron en los alrededores de la Tate.

 Obra de Spok, en las inmediaciones de la Tate.

 Nuria Mora

 Y hasta aquí puedo leer, tendríamos para cientos de post con el tema! espero que os haya gustado y hasta la próxima!!!  http://deleit-arte.blogspot.com.es/

 


¿Te ha gustado? Síguenos por RSS y no te pierdas ninguna publicación


2 comentarios de “Al hilo del Street Art

  1. Yo crecí comentando con los compañeros del colegio sitios donde habíamos visto un graffiti de Muelle. Qué recuerdos…

    Creo que el graffiti es arte, aunque muchos confunden los graffitis con pintarrajear. Debería haber lugares públicos para el graffiti e indultar las obras de arte

Agradecemos mucho si nos dejas un comentario