Bizcochitos de frambuesa y naranja

Antes de que se termine la primavera, no he podido resistirme a una receta de bizcochitos ideales para acompañar una taza de té caliente, o un vaso de infusión con hielos. Usé el mismo molde de los financiers que os traje hace un par de meses, porque me parece un formato ideal para llevarlo de picnic, para congelar y sacar en momentos en que se nos antoja un bocado dulce… En pocas palabras, estáis tardando en prepararlos.

No son excesivamente dulces, y las frambuesas aportan una chispa ácida y fresca que me ha encantado. Como podéis apreciar en la foto, además suben bastante en el horno, y el resultado es muy esponjoso.

La inspiración para estos bizcochitos fue la nueva mezcla de té que tenemos en la tienda y que Félix bautizó (con el beneplácito del público en instagram) Jappy Spring. ¿La habéis probado? Al abrir el paquete y ver las frambuesas liofilizadas, se me ocurrió hacer unas magdalenas o bizcochitos bien jugosos para acompañarla.

Ingredientes para 12 bizcochitos de frambuesa:

  • 2 huevos medianos
  • 60 g de aceite de girasol
  • 1 naranja mediana
  • 75 g de azúcar de coco (o azúcar moreno)
  • 150 g de harina de trigo
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/4 cucharadita de sal
  • frambuesas frescas

Cómo preparar bizcochitos de frambuesa sin lactosa:

Exprimir la naranja y poner el zumo y la ralladura de la piel en un cuenco grande junto con el aceite de girasol y los huevos.

Batir ligeramente hasta integrar un poco los ingredientes, añadir el azúcar de coco y seguir removiendo hasta que se disuelva.

Por último, mezclar la harina con la levadura química y la sal. Tamizar en tandas sobre la mezcla de ingredientes líquidos, removiendo hasta que se integre antes de añadir más. No es necesario batir, sólo mezclar hasta tener una masa homogénea.

Precalentar el horno a 200 ºC.

Preparar el molde en el que haremos los bizcochitos. Si es metálico y no vamos a usar cápsulas, engrasar con aceite de girasol y enharinar. Si vamos a usar cápsulas de papel, sólo habrá que distribuirlas. En moldes de silicona no es necesario engrasar ni usar cápsulas.

Verter la masa en los huecos, aproximadamente hasta 2/3 de la altura.

Finalmente, hundir 1 o 2 frambuesas en la masa, dependerá de la forma y el tamaño del molde.

Bajar a 180 ºC y hornear los bizcochitos durante 10-15 minutos, hasta que hayan subido y estén dorados. Os recuerdo que los tiempos de horneado son variables según el molde y también del horno. En el molde que veis en la foto, en 10 minutos están listos, en formato magdalena hacen falta alrededor de 15 minutos.

Para comprobar si están cocidos por dentro, pinchar con un palillo de madera. Si sale limpio, están listos.

Dejar enfriar los bizcochitos sobre una rejilla después de sacarlos del horno.

¡Espero que os guste el toque ácido chispeante que le dan las frambuesas!

 

Esta receta es una colaboración de Carabiru, autora del blog Birulicioso.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *