Biscotti de pistacho para acompañar Rooibos Frutos Secos

Siguiendo con la propuesta de galletas que comenzó hace un par de entradas mi compañera Carabiru, hoy os traigo unos biscotti de pistacho. No sé vosotros pero aún no ha llegado la navidad y yo ya estoy un poco saturada de los dulces y turrones de estas fechas. Así que vamos a hacerles la competencia desde casa sacando los frutos secos de la despensa. Es una época estupenda para encontrarlos en el mercado y preparar unas galletas que harán las delicias de todo el mundo.

Biscotti de pistacho y rooibos frutos secos

Desde Café Té Arte, la infusión ya la tenemos lista. Os propongo acompañar estas galletas crujientes con un Rooibos Frutos Secos procedente de Sudáfrica que aromatiza las hojas de esta planta con trozos de almendra, pistacho, cáscara de naranja, cilantro y pimienta rosa.

Comprar Rooibos Frutos Secos en la tienda online

Rooibos frutos secos

Ingredientes para 12 biscotti:

  • 240 g de harina
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1/4 cuchararadita de sal fina
  • 2 huevos medianos
  • 60 ml de bebida vegetal de avellana*
  • 40 g de pistachos pelados

Una anotación sobre la bebida vegetal. No es estrictamente necesaria pero en este caso casa muy bien con la receta un poco de leche de avellana o de almendra. Si no sois intolerantes, alérgicos o veganos podéis usar leche de vaca, alguna infusión, café u olvidaros de ese ingrediente.

También podéis sentiros libres de doblar las cantidades y preparar más galletas, que luego están deliciosas y todas parecen pocas. 😉

Biscotti de pistacho: ingredientes

Preparación:

Comenzamos la receta poniendo a mano un cuenco mediano en el que mezclaremos con una paleta el azúcar, la harina, la levadura y la sal. A esta mezcla de ingredientes secos le ponemos la bebida de avellana y removemos para que la vaya absorbiendo.

En un bol aparte, batiremos los dos huevos para echarla a la mezcla. Tardará un poco, pero a medida que sigamos removiendo con la paleta o con un tenedor, el huevo irá humedeciendola y haciendo la masa más pastosa. Mientras tanto, podemos pelar los pistachos (¡conteniéndonos para no comerlos todos sobre la marcha!). Éste será el ingrediente que pongamos al final, repartiéndolos para que no queden muy apiñados.

Biscotti de pistacho: masa

Horneado:

Mientras la masa reposa levemente, precalentaremos el horno a 180º sin aire y forraremos una bandeja para horno con papel sulfurizado. La masa habrá que verterla procurando que no se desparrame demasiado. El primer horneado de los biscotti será a la misma temperatura, durante 25 minutos aproximadamente, hasta que el biscocho aplastado que nos va a salir comience a dorarse por los bordes y esté firme al tacto.

Tras sacar la masa del horno hay que dejar enfriarla sobre una rejilla durante 10 minutos aproximandamente. Es imprescindible este paso para poder cortar luego las rebanadas sin mucho problema. Recomiendo un cuchillo de sierra grande y no hacerlas de más de un dedo de espesor. A continuación colocaremos las rodajas de nuevo en la bandeja, tumbadas y ordenadas, y hornearemos por segunda vez, también a 180 ºC durante 10 minutos.

Biscotti de pistacho

Pasado el tiempo, las sacamos del horno, les damos la vuelta, y horneamos los biscotti por tercera vez, por la otra cara, durante 8-10 minutos más. Tras sacarlos del horno se dejan enfriar por completo sobre una rejilla para que no se ablanden. Con este objetivo es conveniente también guardarlos, una vez fríos, en un recipiente hermético y así poder disfrutar de los biscotti durante varios días.

¡Y así de ricos y vistosos quedan! Contadnos cuál sería vuestra infusión preferida para acompañar los biscotti de pistacho o con qué otros frutos secos los prepararíais.

Biscotti de pistacho y rooibos frutos secos

Esta receta es una colaboración de Etringita, autora del blog comestible Fotomerienda.


2 comentarios de “Biscotti de pistacho para acompañar Rooibos Frutos Secos

  1. Carabiru dice:

    Mmmmmmm, tienen una pinta deliciosa. ¡Quiero probarlos!
    Y ese rooibos también, se me ha hecho la boca agua al ver los ingredientes que lleva. 😀

    • etringita dice:

      Son un poco más laboriosos que otro tipo de galletas pero créeme que merecen la pena. Puedes aprovechar cualquier fruto seco que tengas por casa. Y el rooiboss… ¡riquííííísimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *